Guayaquil

El relajamiento de las medidas en la playa preocupa a los habitantes

Las autoridades y la comunidad aseguran que cada vez son más los que no respetan el toque de queda y beben en los espacios públicos de Salinas  

Malecón de Salinas
Hecho. La noche de ayer, la comisaría de Salinas retiró del malecón a decenas de ciudadanos que se encontraban bebiendo.Joffre Lino

“Aún no se abren las playas y ya quieren poner el desorden, no se va a permitir que nadie ingiera licor en el malecón, tampoco en los parques de la ciudad, vamos a hacer respetar los espacios públicos”, dijo de manera enfática Dalinda Ramírez, Comisaria Municipal de Salinas, mientras pedía el retiro de un grupo de jóvenes que bebían licor al pie de Salinas, pasada las 21:00 del 1 de agosto.

CABAÑAS PLAYAS

De cabañas turísticas a refugios de paso

Leer más

En tono molesto, dos parejas de jóvenes con acento del austro reclamaban por la acción. “Vinimos a pasarla bien y nos botan, para eso piden que la gente venga a la playa”, señaló uno de los visitantes, mientras trataba de esconder una botella de vodka que tenía debajo de sus piernas.

Yo salgo a distraerme, pero no me bajo del carro. Aquí la pasamos muy mal, fueron meses muy triste. Me asusta ver a la gente paseando, comiendo y bebiendo, sin cuidados ni mascarillas. Es como que nunca el covid hubiese llegado a la provincia. Eso es un gran error. 

Paula Tapia,
​habitante de Salinas

A los visitantes no les quedó de otra alternativa que abandonar el lugar. “A esta hora ya deben estar en sus departamentos o sus casas, la gente tiene que aprender a respetar las disposiciones”, comentó uno de los custodios de los edificios ubicados en el área.

En el malecón de Salinas, como lo comprobó EXPRESO, las autoridades retiraron a una decena de libadores, mientras que en los parques del mismo balneario se desalojó a otro grupo. En el área del malecón de Santa Rosa, en el mismo cantón, también retiraron a decenas de ciudadanos que se encontraban bebiendo, aún cuando el toque de queda estaba por empezar.

En otros puntosEn el cantón La Libertad y en la comuna Dos Mangas (Santa Elena), la Intendencia de Policía clausuró dos bares que atendían a puertas cerradas a sus clientes.

“Que irresponsabilidad, hay un exceso de confianza en las personas que creen que ya no pasa nada. Necesitamos que la gente entienda que un rebrote del coronavirus en nuestra provincia, sería muy lamentable”, expresó el empresario hotelero, Otton Arboleda.

Kariana Saltos, habitante del sector San Lorenzo en Salinas, compartió la opinión. Ella dice estar sorprendida de ver la cantidad de personas que está saliendo a las calles sin las debidas precauciones.

Para evitar un rebrote, no debe la autoridad estar detrás de cada ciudadano. Eso es ilógico. Mantenernos seguro depende de nosotros. La gente ya sabe que nuestro sistema sanitario colapsa, que no es bueno; entonces colabore. No queremos que más gente muera.

Lucía Arguello,
​habitante de Las Acacias (La Libetad)
El COE cantonal de Santa Elena decidió no abrir sus playas

Santa Elena mantendrá sus playas cerradas por falta de medidas de bioseguridad

Leer más

 "En el malecón veo gente sin mascarilla tomando, compartiendo sus cigarrillos, abrazándose unos con otros, no respetando la distancia. Es una locura que la gente no entienda...". Y ni hablar del puerto pesquero Santa Rosa, agregó. "Esa es tierra de nadie. Si vieran la cantidad de personas que se reúnen a beber. Nadie ha aprendido nada del virus. El dolor y la pena, ver tantas muertes, no ha cambiado el comportamiento de las personas", lamentó. 

Los controles deben incrementarse después de las 23:00, porque son muchos los sitios y personas, y en toda la provincia de Santa Elena, que a esa hora, como antes, empiezan la fiesta. Hay que tener cuidado con eso. El confinamiento aquí se está acabando, aunque las normas digan lo contrario. Hay gente irresponsable, a la que poco le importa su familia y el prójimo.

Gustavo Alvear,
​habitante de Costa de Oro (Salinas)