22 locales fueron clausurados en el primer operativo contra las reuniones

  Guayaquil

22 locales fueron clausurados en el primer operativo contra las reuniones

También se multó a un ciudadano por no usar mascarilla. Agentes recorrieron Metrópolis, Mucho Lote, Bastión Popular, Francisco de Orellana y Sauces.

Operativo. La Policía multa a un hombre por no usar protección facial.
Operativo. La Policía multa a un hombre por no usar protección facial.Anthony Riera / Cortesía

Con una decena de camionetas, efectivos de la Policía y personal municipal de la Dirección Dirección de Justicia y Vigilancia se cumplió el primer operativo para vigilar el cumplimiento de la ordenanza que prohíbe las reuniones sociales en Guayaquil.

Alcaldesa

Una ordenanza sancionará con multas a dueños de casas que organicen fiestas

Leer más

Metrópolis 2 fue el primer punto elegido. Denuncias del expendio de alcohol en un local de abarrotes, recibidas con anticipación por el personal, pusieron en agenda a una tienda del sector. Al llegar, hombres que libaban en la vía pública fueron retirados de la vereda y el local fue clausurado.

Vecinos salieron a reclamar y a denunciar que en las casas también se hacen reuniones. “Dentro de las etapas se vende alcohol y nadie hace nada”, denunció Karen Rivadeneira.

Un total de 22 clausuras a licoreras tiendas, billares que expendían alcohol y hasta un gimnasio y una cancha sintética fueron registradas. Además de los llamados de atención a jugadores de pelota de voley en la calle.

SanciónEstos negocios son multados con hasta un Salario Básico Unificado ($ 400), el monto se calcula según el área de cada local, como lo establece la ordenanza que fijó las medidas de bioseguridad para los establecimientos comerciales. 

La convocatoria a los medios especificaba que los operativos de control buscan “el correcto cumplimiento de la ordenanza, que prohíbe las fiestas / reuniones sociales, en viviendas o predios particulares para evitar la propagación del COVID-19”.

Una unidad de la metrovía ayer, luego de la primera socialización de las medidas de bioseguridad.

Distanciamiento imposible: La metrovía rueda con menos de la mitad de sus unidades

Leer más

Entre las novedades hubo una chiva, que mientras circulaba por la calle Boyacá rumbo a la Av. 9 de Octubre, fue detenida y la ATM citó al conductor del vehículo.

El director de Justicia y Vigilancia, Xavier Narváez, recordó que se han tenido que hacer tres ordenanzas para el control de los contagios, lo que es lamentable, “pues la gente debería cuidarse por su propia supervivencia sin necesitar de un cuerpo legislativo, para no pasar de nuevo lo que se vivió en marzo y abril pasados”.

Solo el fin de semana y lo que resta del feriado se han desplegado 50 vehículos y 200 empleados para vigilar el cumplimiento de la norma.

La multa es impuesta al dueño del predio y a la persona que organiza la reunión. La mayoría de denuncias llegan a través de los propios vecinos, especificó el funcionario.

Narváez y un grupo de delegados de Justicia y Vigilancia junto a la Policía Nacional concentraron su accionar en el norte de la ciudad, donde recorrieron Metrópolis, Mucho Lote, Bastión Popular, la Av. Francisco de Orellana y los Sauces. En tanto que otro contingente de funcionarios municipales controló la actividad nocturna en el centro, suburbio y Guasmo. 

La ordenanza es clara. Lo que se prohibe es las reuniones sociales tipo fiestas en donde haya más de diez personas.

Xavier Narváez, director de Justicia y Vigilancia.

Resumen

  • • La noche del jueves 6 de agosto desalojó a los vendedores informales de los restaurantes de Puerto Santa Ana  
  • • Se clausuró un predio en la Alborada, que fue denunciado por los moradores por ser una casa de citas 
  • • Se clausuraron 6 restaurantes en Samanes 4 por aglomeración de personas y ocupación de vía pública con vehículos  
  • • Se clausuró una bodega de sacos en el suburbio porque los empleados no usaban mascarillas y no tenían permisos de funcionamiento  
  • • Se clausuró una cancha de voleibol y un billar clandestino en las calles Sucre, entre Machala y Av. Quito 
  • • Se clausuraron un cangrejal y un restaurante en el Albocentro 5 por venta de licor irrespetando el toque de queda 
  • • Se clausuraron una licorera y una tienda en la calle Gómez Rendón por aglomeración de personas  
  • • Se clausuraron tres bares que vendían bebidas alcohólicas, en las calles Febres Cordero y 6 de Marzo, cuya actividad no está autorizada por el COE Cantonal 
  • • Se clausuraron 6 tiendas, panaderías y fuentes de soda por irrespetar el toque de queda.