Deportes

Los más veteranos de la LigaPro

La experiencia, además de la calidad futbolística de los veteranos, es una combinación de la que se benefician los equipos que participan en el torneo nacional

Pellerano conversó con EXPRESO acerca de sus expectativas y sus recuerdos de la disputa de un título internacional.
Cristian Pellerano, volante de Independiente del Valle, es el jugador de más edad en la LigaPro con 39 añosarchivo

“Los jugadores jóvenes ganan partidos y los experimentados campeonatos”, esa es una frase repetida en el mundo del fútbol y aunque su aplicación no es exacta, puede resumirse en que lo ideal es mezclar elementos cuyo recorrido tal vez no es tan amplio, pero muestran grandes ejecutorias, con los veteranos y llenos de experiencia para poder guiar al plantel.

Fabián-Bustos-técnico-Barcelona

Fabián Bustos: "No tenemos tres jugadores por puesto"

Leer más

En cada uno de los 16 equipos tienen al menos un jugador en nómina que pasa los 30 años. En la lista se encuentran: cinco arqueros, cuatro defensas, seis volantes y un delantero.

El jugador con mayor edad de la LigaPro es el mediocampista Cristian Pellerano, de Independiente del Valle, con 39 años, seguido por el volante de Barcelona Matías Oyola, con 38, y Óscar Bagüí, lateral de Emelec, con la misma edad.

Pero ¿qué debe hacer un jugador que pasa los 35 años para mantener el máximo nivel futbolístico? César Benalcázar, preparador físico, asegura que su preparación es diferente a cierta edad. “Cuando un jugador pasa de los 30 tiene que entrenar de manera diferenciada en la elasticidad, resistencia y estiramiento, para no sobrecargarse”, entendiendo que el cuerpo de los jugadores va cambiando y el entrenamiento debe adecuarse a ellos.

Matías-Oyola-volante-Barcelona
Matias Oyola, mediocampista de Barcelona, es otro de los más veteranos de la LigaPro con 38 años.API

Para el profesional también es importante la posición en la que se desempeña dentro del campo. “La posición es completamente importante al momento del cansancio y la intensidad”, sostiene.

Es muy importante vivir para esta profesión y estar conscientes que nunca se deja de aprender en el mundo del fútbol.

Yuber Mosquera, defensa de Universidad Católica

Esto es algo que se evidencia en la lista elaborada por EXPRESO, donde la mayoría son volantes, quienes no suelen correr en intensidad, al igual que el arquero, que es una posición en que permanecen estáticos salvo un ataque del rival o alguna jugada puntual.

Ricardo Armendáriz, exentrenador de Barcelona, reveló la importancia de los jugadores de experiencia en una plantilla. “Son claves para el club, porque son una especie de guía para los más jóvenes”. El Bocha explica la manera en la que él ha manejado a sus jugadores veteranos. “Ellos deben saber que pueden ser titulares o suplentes, pero siempre a ese tipo de jugador se tiene un sentimiento especial”, dejó saber el también exfutbolista.

JAIME-AYOVÍ-OLMEDO-LIGAPRO

No se juega el Universidad Católica - Olmedo

Leer más

Jerónimo Costa, arquero de 37 años y jugador de mayor edad en Deportivo Cuenca, explica que el jugador llega a una etapa en la que conoce su capacidad para exigirse. “Con edades avanzadas cada uno sabe la dosificación necesaria para los entrenamientos”, manifestó el nacionalizado.

oscar-baui
Óscar Bagüí, con 38 años, es uno de los emblemas de Emelec.Archivo

Por otra parte, Yuber Mosquera (36), defensa de Universidad Católica, además de los cuidados que debe seguir todo profesional, gusta de aconsejar a los más jóvenes. “Les digo que trabajen y vivan para la profesión y su familia, y antes que nada sean personas comunes y humildes”, explicó el colombiano.

Con el tiempo y la experiencia cada jugador sabe cómo trabajar y lo que le beneficia para desarrollarse mejor en el campo.

Jerónimo Costa, arquero de Deportivo Cuenca
Gustavo-Alfaro-entrenamiento-Barcelona

Barcelona: Gustavo Alfaro estuvo en la práctica del Ídolo

Leer más

Néicer Reasco, leyenda de Liga de Quito, se retiró del fútbol hace dos años, cuando tenía 41. El exlateral coincide con Mosquera en que la clave es sacrificarse todos los días sin perder. “Siempre me consideré uno más, sin importar mi experiencia, nunca me sentí superior”, comentó.