Deportes

Una tribuna lejos del estadio

Locales comerciales apuestan a las transmisiones de partidos para atraer clientela en tiempos de crisis

Futbol-derechos-de-transmision
Steven Toledo trabaja en una empresa de envíos exprés. Aprovecha un tiempo libre para observar los partidos de Emelec.Lo hace en el patio de comidas de un centro comercial.Alex Lima

Patios de comida, bares y restaurantes son las nuevas opciones que los hinchas ecuatorianos utilizan para seguir disfrutando del fútbol en tiempos de pandemia. Hoy no se les permite ir al estadio por las medidas de bioseguridad que hay en el país.

Carlos-Garcés-Delfín-Copa

Barcelona: Carlos Garcés desmiente su llegada al Ídolo del Astillero

Leer más

Darwin Quijije y Steven Toledo son dos aficionados de Emelec que aprovechan las opciones antes señaladas para estar atentos a lo que sucede con su equipo. Lo hacen en el patio de comida de un centro comercial de Guayaquil cuando tienen un poco de tiempo libre dentro de sus jornadas laborales.

El fenómeno se repite con los otros equipos y tiene un efecto multiplicador cuando juega la selección, cuyos compromisos son transmitidos bajo modalidad pague por ver.

En ese escenario, desde hace unos tres años Xavier Vera, propietario del Cangrejal Pata en la Olla (Sauces 6), optó por habilitar algunas pantallas de televisión y así atraer a esa clientela ávida de su deporte favorito y que ha encontrado en estos lugares su nueva tribuna.

La capacidad de mi local es de 40 personas y se llenaba cuando había partidos. La crisis redujo mucho ese número

Xavier Vera, propietario del restaurante La Pata en la Olla.

“Nos tocó invertir, pero con esto de la pandemia el asunto se puso difícil. Tengo el servicio de DirecTV, y pago 65 dólares mensuales, ya incluidos los partidos de la selección. Antes del confinamiento facturaba hasta 1.000 dólares en un fin de semana, hoy apenas llego a los 150 o 200”, detalla.

Futbol-derechos-de-transmision
Un grupo de amigos se unió para ver fútbol en Chupe al Paso, un local ubicado en la avenida Orellana.Alex Lima

Patricio Ramírez, de 48 años, administra el restaurante La Casa de Fernando y utiliza una estrategia similar, aunque le tocó pagar un paquete adicional por las eliminatorias (6 dólares mensuales). “La situación está difícil, sin embargo el hincha busca la forma de ver el fútbol. Acá hay grupos que llegan y solo se toman un par de cervezas para poder seguir a sus equipos”.

“El fútbol es un negocio y como tal debemos buscar las alternativas necesarias para poder sacarle provecho. En nuestro caso es un socio estratégico”, afirma Mike Romero, quien desde hace seis meses administra Chupe al Paso, un local propiedad de su padre.

LA OTRA CARA DE LA MONEDA

Pero no todos corren con la misma suerte de Xavier, Patricio y Mike. Eduardo Tumbaco tiene 42 años, y el 2020 ha sido duro con él. Perdió su trabajo por la crisis -incluso se contagió- y con el dinero de su liquidación abrió una tienda en su casa ubicada en Mucho Lote.

“Me encanta el fútbol, pero contratar el servicio para ver los partidos me implica un gasto similar al de una planilla de servicio básico, por eso no me queda más que seguirlo a la antigua, escucharlo por radio”, admite resignado.

Daniel Chávez, un programador de sistemas de 43 años, adoptó medidas similares. Ambos reconocen que “no es lo mismo que estar en el estadio o verlo en la televisión”.

Eduardo y Daniel forman parte de las deserciones que ha tenido la televisión pagada en los últimos meses en Ecuador, provocada por la pandemia.

Los partidos de la selección son los que más gente convocan al local, pero las restricciones nos impiden mejorar nuestros ingresos

Mike Romero, administrador del bar Chupe al Paso.

En diciembre de 2019 una operadora nacional contaba con 303.225 abonados, pero a junio de 2020 la lista se redujo a 271.000, quienes pagan un básico de 14.50 dólares al mes.

Movistar Play, TV Cable, CNT y DirecTV son las opciones que hay para ver los choques del combinado nacional -los de mayor audiencias- bajo sistemas como plataforma mundial, PC, Smartv, celulares, alta definición, ya sea el calendario completo de la eliminatoria del Mundial Catar 2022 o solo de local, según sea el caso. En ese mismo sentido, los precios varían dependiendo de la oferta de servicio.

Vale destacar que los derechos de transmisión forman un importante rubro en los ingresos con los que los clubes financian sus campañas.

Miguel Ángel Loor, presidente de la LigaPro, publicó en sus redes sociales que este aporte representa hasta el 70% de su presupuesto anual de los equipos ecuatorianos.

Al margen de lo peculiar que resulta un año marcado por la Covid-19, este nuevo modelo de negocio prometía solucionar algunos inconvenientes económicos en los clubes.

La realidad económica de los ecuatorianos hace que este mercado quede dividido, pero la esperanza es que pronto todos se puedan volver a reunir gracias a la magia que solo el fútbol es capaz de generar.

Futbol-derechos-de-transmision
El cangrejal la Casa de Fernando es otro lugar donde se reúnen los amantes del fútbol.Alex Lima

OPCIONES

- Servisky es el dueño de los derechos de transmisión de la Tricolor. Su servicio de streaming, El Canal del Fútbol, está disponible por 6 dólares mensuales. Se puede acceder desde computadoras o teléfonos inteligentes. 

YouTube también brinda este servicio. Su costo es de 6,99 dólares mensuales por el servicio Premiun.