Deportes

Se inicia el Torneo Brasileño con el coronavirus en expansión

La competencia en el gigante sudamericano arranca sin público en los estadios, como principal medida de seguridad ante la pandemia

futbol-Corinthians
Corinthians es uno de los equipos afectados por los contagios de la pandemia.Archivo

Con tres meses de retraso con respecto a la fecha prevista, el Campeonato Brasileño de Fútbol 2020 comienza el 8 de agosto, a pesar de que el país registra un promedio diario de 1.000 muertes causadas por una pandemia del coronavirus que sigue fuera de control en algunas regiones.

Richard-Carapaz-Tour-Polonia

Richard Carapaz logra su primer triunfo con Ineos y es líder en Polonia

Leer más

La situación en Brasil es dramática, con cerca de 100.000 fallecidos relacionados con la COVID-19 y casi tres millones de casos confirmados, pero el fútbol ha decidido que "el show debe continuar" con el beneplácito de las federaciones, los clubes, las autoridades locales y del presidente Jair Bolsonaro.

Los 20 equipos de Primera División, que también se vieron afectados por la crisis sanitaria con multitud de positivos entre sus plantillas, como ha sido el caso del Corinthians, deberán seguir el protocolo sanitario elaborado por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

El telón de la competición se levantará con los estadios vacíos, asistencia de personal limitada, y sus protagonistas, los futbolistas, tendrán que pasar por test de detección del virus antes de cada jornada, los cuales serán costeados por la confederación.

No obstante, en las directrices, recogidas en un documento de 60 páginas, la CBF no especifica cómo actuar si surge un brote de coronavirus en un equipo, ni qué ocurrirá con los partidos que se vean afectados en ese escenario.

Pero sí ha fijado guardar un minuto de silencio antes de cada encuentro "hasta el final de la temporada 2020".

El inicio de la Liga culmina el retorno de las competiciones futbolísticas en Brasil, un polémico proceso que comenzó a mediados de junio con la vuelta progresiva de los torneos regionales de cada estado brasileño.

De hecho, tres partidos de esta primera jornada han tenido que ser aplazados debido a que Corinthians, Palmeiras y Bahía todavía tienen que jugar las finales de sus respectivos torneos locales.