Deportes

Una fiesta sin color en la grada

Barcelona y Emelec disputarán esta tarde una edición inédita, del partido inmortal, sin público

Clásico-del-Astillero
En octubre de 2018, Barcelona se quedó con el Clásico con gol de Félix Torres. Agencia (ag-expreso)Amelia Andrade / Expreso
Emelec-Barcelona

Barcelona y Emelec llegan empatados en el historial de los últimos cinco Clásicos

Leer más

Hoy es una edición particular del Clásico del Astillero. Esta tarde no habrán banderazos de las hinchadas, no habrá la caravana que suele despedir al visitante hacia el estadio de su rival, no habrá la concentración de hinchas en los exteriores del estadio y, sin duda, lo que más impacto traerá, no estará el aliento del simpatizante desde las plateas.

Dicen que en la vida siempre hay una primera vez para todo, pero algo inimaginable para los futboleros era vivir un Clásico, desde el minuto cero, sin afición, y no por un tema de incidentes, sino por la coyuntura sanitaria.

Clásico-del-Astillero
Infografía.Teddy Cabrera / Expreso

EXPRESO conversó con glorias de los dos clubes del Astillero sobre este detalle de vivir el partido inmortal sin público y todos reconocen que será extraño y hasta triste, pero que en la cancha la adrenalina se vivirá de igual manera.

Claro que no es normal (jugar sin público), porque sentir la gente gritando hace lindo este deporte. Pero esto no tiene nada que ver con la adrenalina de jugar el partido, porque es un encuentro en el que todos los jugadores quieren sobresalir.

José Gavica, gloria de Barcelona.
Clásico-del-Astillero

Un duelo colmado de debutantes

Leer más

Desde 1988 hasta 2004, José Gavica defendió a Barcelona en estos duelos. La situación de jugar sin aficionados la ve de esta forma: “Hay que adaptarse a las necesidades de hoy, eso pide la bioseguridad” y trata de ver el vaso medio lleno, asegurando que, sin la presión del público, el futbolista puede actuar más suelto. 

“Claro que no es normal, porque sentir la gente gritando hace lindo al fútbol. Si hay público y fallas, por ejemplo en un penal, todo el estadio te insultará y hasta se acordará de tu mamá; sobreponerse de una situación como esa es muy duro y ahora la presión para este partido no habrá”, reconoce.

Actuar sin hinchada es horrible, no hay quién te aliente. El jugador es como el artista, necesita del aplauso y el griterío de la gente. Ahora en el Clásico solo se escuchará lo que diga el entrenador. Seguro que será triste cuando hagan una buena jugada y nadie la aplauda.

Manuel Mendoza, exjugador de Emelec.
clasico-Barcelona-Emelec-suspendido

Historias distintas, misma obligación

Leer más

Otro que tiene mucha experiencia en estos encuentros y los extraña, es Manuel Mendoza, recordado lateral del Bombillo a finales de los 90. “Actuar sin hinchada es horrible, no hay quién te aliente. El jugador es como el artista, necesita del aplauso y el griterío de la gente. Ahora en el Clásico solo se escuchará lo que diga el entrenador. Seguro que será triste cuando hagan una buena jugada y nadie la aplauda”, dice Mendoza.

Como jugador, afirma, uno se prepara para este tipo de partidos, porque quedan en la mente de la hinchada. “Uno dice: ‘hoy la rompo, porque voy a hacer que la hinchada salga feliz’. Pero eso no pasará ahora”.

El exfutbolista señala que los Clásicos son para jugar con estadio lleno, pero “ahora hay que respetar las normas de bioseguridad”. SDP-JR