Familias 'crakcs' en Barcelona

  Deportes

Familias 'crakcs' en Barcelona

El partido de la Superliga femenina entre el Ídolo y Carneras, fue la ocasión propicia para que Madelen Riera y Samantha Avilés vuelvan a sentir el respaldo de sus seres queridos

Madelen-Riera-delantera-Barcelona
Los familiares de Madelen Riera, delantera de Barcelona, durante el partido frente a Carneras.Freddy Rodríguez

La delantera Madelen Riera y la marcapunta Samantha Avilés son dos jugadoras de Barcelona que siempre tienen al apoyo de sus seres queridos desde las tribunas, durante los encuentros de la Superliga Femenina

Barcelona-femenino

Barcelona se da un banquete en la inauguración de la Superliga Femenina

Leer más
Madelen-Riera-delantera-Barcelona
Madelen Riera, tras su ‘hat-trick’, con Rosa, su madre, y Davis y Aníbal, sus hermanos.Freddy Rodríguez

Rosa Bajaña vive con intensidad cada encuentro y los goles de Riera

Rosa Bajaña es la verdadera ‘mamá de la mamá de los goles’. Se trata de la progenitora de Madelen Riera, triple goleadora de LigaPro (años 2019, 2020 y 2021).

Los más felices de que la delantera haya llegado a Barcelona son sus familiares, pues todos son amarillos: Davis, Aníbal, Dylan, Jeanpierre y Jacqueline, sus hermanos. Rosita se molesta cuando le marcan una falta a su hija y por ello se le sale una que otra ‘palabrota’.

Recuerda que Madelen comenzó a jugar desde los 12 años, aunque a doña Rosa eso no le gustaba porque “era un deporte para hombres”. Sin embargo, con el pasar del tiempo se convirtió en su mayor hincha.

Wendy-Villón-femenino-Barcelona

Wendy Villón: “Mi objetivo es lograr cosas grandes con Barcelona”

Leer más

Lo único que no le agrada del fútbol es cuando Riera llega adolorida de tantos golpes que le dan en la cancha. “Me siento alegre por todo lo que le pasa, estoy orgullosa de ella”, expresa la madre de Riera.

Afirma que el gusto por el deporte es una herencia del padre de la jugadora, quien practicaba voleibol. “Lo que me encanta de mi hija es que es muy alegre, no es amargada”, asegura Bajaña, luciendo la camiseta del Ídolo.

Sobre los gritos que se ‘pega’ cuando las árbitros no pitan a favor de Madelen, manifiesta: “Soy medio relajosa, pero es una calentura del partido, nada más”.

Davis, su hermano, se quedó ronco de cantar los tres tantos de Barcelona ante Carneras (todos de Riera) y habla con alegría sobre la goleadora: “Lo mejor de tener una hermana así es sentirse orgulloso. Siempre me preguntan por ella”.

Cuando Madelen no estaba aún en Barcelona, siempre le decía que debía ir al cuadro torero. “Cada año le decía que venga a ‘mi equipo’ y ahora que se dio es una locura”, señala Davis. Asevera que verla como goleadora por tres años seguidos es lo máximo. “La gente comenta que son muchos tantos, pero en realidad ella siempre ha querido más”.

La artillera confiesa que su llegada a Barcelona es una bendición, porque es donde siempre quiso estar, debido a que es hincha y sobre todo porque está en su ciudad con su familia. Además, tiene “hinchada personalizada” en cada cotejo.

Barcelona-femenino-superliga-goles

El Barcelona fememino ya pone las bases

Leer más
Samantha-Avilés-jugadora-Barcelona
Al final del duelo ante Carneras en Samanes, Samantha y su familia festejaron el triunfo con un gran abrazo.Freddy Rodríguez

Cruz Zoller comparte la felicidad de Avilés

Samantha Avilés es marcapunta del Barcelona femenino.Se manda una jugada llena de magia, se lleva a cuatro jugadoras de Carneras y da un pase, como si fuera una # 10, pero luego regresa a su ubicación. En las gradas se encuentra su madre, Cruz Zoller Aguilar, quien en voz alta dice que era de que llegue hasta el arco.

Los Avilés se han tomado una de las tribunas.Están casi todas sus hermanas, que por cierto son cinco: Karina, Ana, Karla, Brigitte y Katherine, además de algunos sobrinos y su tío Oswaldo López.

Madelen-Riera-delantera-Barcelona

Madelen Riera: "Cumplo un sueño al llegar a Barcelona"

Leer más

Ellos disfrutan porque Avilés ahora está en Barcelona y la pueden venir a ver desde la parroquia San Juan de Puebloviejo, que está en la vía Babahoyo-Quevedo.

Cruz dice que su hija se inclinó por el fútbol desde los 12 años, jugaba mejor que los varones y tenía en su papá Joffre a su fanático número 1. Lastimosamente, desde hace dos años él la mira desde el cielo.

Pero Samantha a los dos años de la partida de su papi le cumplió el sueño de poder jugar en Barcelona. Y él se fue viéndola campeona con el Cuenca.

“Como madre, es un orgullo verla jugar. Créanlo, eso la hace feliz. Y si ella es feliz, todos lo somos”, expresa Cruz.

El pertenecer a Barcelona este año ha sido una bendición para Samantha, debido a que su familia puede venir a verla, porque están a dos horas de Guayaquil.

Cruz confiesa que desde pequeña su hija ‘pintaba’ para ser jugadora, pero que ni en el más remoto de los sueños pensaron que la flaquita Samantha sería una de las jugadoras que harían historia con los campeonatos.

Cruz recuerda que a su hija siempre le gustó la ropa deportiva y cuando cumplió 15 años pasó algo ‘insólito’. Con tiempo le dijeron que debía ponerse el vestido de quinceañera, pero ella les dijo que no. Una tía le ofreció $ 50 para que lo luzca y ella se negó. Lo único que quería era jugar con la pelota y para nada le llamaban la atención las muñecas ni los vestidos.