Deportes

Barcelona: Javier Burrai, en el nombre del padre

El arquero del Ídolo, que atajó dos penales en la final, recordó a su fallecido papá, quien siempre lo apoyó en su carrera

Javier-Burrai-arquero-Barcelona
Javier Burrai, arquero de Barcelona, fue la figura de la final ante Liga de Quito, algo que fue reconocido por sus compañeros.API

Venía de enterrar a su padre, don Óscar Burrai, y aquel día que regresó de Buenos Aires, Argentina, a Guayaquil, no alcanzó a ir junto a la plantilla amarilla al partido ante Liga de Portoviejo en los Reales Tamarindos. Se había ido ya el bus del equipo y le tocó viajar en auto para unirse a sus compañeros. Pero aquel día, Javier Burrai, se puso como meta hacer hasta lo imposible por quedar campeón del balompié ecuatoriano.

javier burrai estampita

Barcelona: La historia detrás de la estampita que recibió Burrai previo a la final

Leer más

En todos los días de partidos, colocaba la foto de su padre en sus redes sociales.

Y es que Óscar era todo para Javier. Y cosas de la vida, los penales, como los que le tapaba a su padre a los seis años, fueron los que le dieron por primera vez un título en Ecuador y en su carrera deportiva.

“Mi viejo me pateaba en los penales, era mi delantero favorito, fue quien me llevó a los primeros entrenamientos”, le contó Burrai a EXPRESO días atrás. Y este 2020 ha sido un año muy duro para el guardameta canario, pero como es una persona que lo vive para adentro, nunca dijo nada. El fallecimiento de su progenitor le llegó tan profundo, que se enfocó en ganar la final para dedicársela. Punto aparte es su novia Florencia, quien lo apoyó en todo, desde la lesión en el rostro que sufrió en la Copa Libertadores de América hasta cuando su padre murió, en octubre.

Javier-Burrai-arquero-Barcelona
Javier Burrai, con la camiseta donde está la imagen del rostro de su padre, los guantes con su nombre y la medalla por la estrella 16.Cortesía
Barcelona-Liga-campeón-LigaPro

Barcelona y sus ingresos económicos por la estrella 16

Leer más

Una vez con el título en sus manos, después de tapar dos de cuatro penales (otro pegó en el horizontal), gritaba con el alma: “Esto es por mi viejo, sí, por mi viejo”. Burrai al final se sacó toda la tristeza.

“Mandarle un beso grande al barcelonismo, perdí a la persona más importante este año. Pero esto va para mi mamá, mi mujer que estuvo en los peores momentos de mi vida. Ha sido el peor año para los Burrai”, expresó Javier, que hizo bordar el nombre de Óscar en sus guantes, los mismos que atajaron la gloria para los amarillos con la estrella 16.

En el día a día, el golero argentino es muy reservado, le agrada que sus acciones hablen por él. “Soy perfil bajo, tranquilo, entre menos se hable de mí, mejor; si hablan de mí, que sea por lo que hago en la cancha”, manifestó antes de que se desate la locura amarilla. De lo que no dudó al momento de enfundarse la camiseta de los toreros fue que quería ser parte de las jornadas épicas del cuadro canario. “Quiero entrar en la historia del Barcelona”.

Este año perdí a la persona más importante de mi vida. Hoy (el martes) no atajé solo, fue mi viejo quien voló conmigo.

Javier Burrai, arquero de Barcelona

En medio de esta vorágine del cetro conseguido por el Ídolo, Burrai está cumpliendo un año desde que llegó a Guayaquil. Fue la última semana de diciembre de 2019, luego se fue a Ambato para dejar todo en paz, incluido un restaurante, y empezar así su romance con Barcelona.