San Valentín: ¿Cómo reacciona tu cuerpo cuando te enamoras?

  Ciencia y Tecnologia

San Valentín: ¿Cómo reacciona tu cuerpo cuando te enamoras?

El amor es un proceso neurológico y químico que recorre todo nuestro organismo. Te contamos cómo

4v
Imagen ilustrativa. La oxitocina y la vasopresina son las hormonas más estrechamente asociadas al amor romántico.canva

El Día de San Valentín llega una vez más y el protagonismo -como es de costumbre- lo toma algo que todos hemos sentido o sentiremos alguna vez en la vida. A su alrededor ha crecido toda una industria dedicada a describirlo, expresarlo e incluso conservarlo.

Pero, ¿qué es el amor?, ¿qué lo provoca?, y ¿qué pasa realmente en nuestras mentes y en nuestros cuerpos cuando nos enamoramos?

animales-amor-sexo-muerte-vida

Curiosidades sobre el amor y el sexo en los animales

Leer más

La psicóloga Jennifer Carranza explica que, aunque a menudo sea difícil de definir, el amor romántico abarca el desarrollo de un fuerte vínculo emocional, la atracción sexual y los cuidados.

“Los ‘enamorados’ experimentan una serie de sentimientos intensos, como los pensamientos intrusivos, la dependencia emocional y un aumento de la energía, aunque estos sentimientos pueden limitarse a las primeras fases de la relación”, anota la especialista.

Pero, más allá de lo emocional, las complejas emociones que llamamos amor tienen reacciones físicas, pero sobre todo químicas y neurológicas.

LA ACTIVIDAD CEREBRAL

La neuróloga María Andrea Linares comenta que al amor hay que entenderlo con la metáfora de una droga, que debiera ser administrada con precaución. “Activa los centros neuronales localizados en el sistema límbico, ligado con las ‘recompensas’, los mismos que se activan por el consumo de alcohol, tabaco y otras sustancias adictivas”, explica.

¿Te has preguntado por qué muchos dicen que estar enamorados es como sentir “mariposas en el estómago”? Esa forma común de describir lo que conlleva estar enamorado, según explica Linares, no se aparta de la realidad, pues esa sensación y otras, como la falta de apetito, felicidad inocultable y palpitaciones aceleradas, son algunas de las formas en que se manifiesta el amor a nivel fisiológico.

El causante de estos estados del cuerpo en un proceso de enamoramiento es el cerebro, alega la especialista y añade:

Cuando se siente emoción por estar cerca de una persona que nos atrae, este órgano del cuerpo emite sustancias que originan un sinnúmero de sensaciones que algunos han llamado inexplicables, pero que para la ciencia son solo el reflejo de una condición cerebral.

María Andrea Linares, neuróloga.
Apps

3 juegos para descargar en Android y 'vivir' un amor de telenovela

Leer más

Agrega que todo empieza en “el hemisferio cerebral izquierdo”, en el que actúan la razón y la lógica, y desde donde se origina una “cascada de reacciones emocionales y descargas neuronales”, que explican buena parte de los signos del enamoramiento.

Además, Linares recuerda que antes de la etapa romántica se produce la atracción, la cual tiene lugar gracias a las feromonas. Estas constituyen compuestos químicos que son “percibidos gracias a una membrana ubicada en las fosas nasales que incentivan en el cerebro un deseo de erotismo”.

LA INFLUENCIA HORMONAL

La oxitocina y la vasopresina son las hormonas más estrechamente asociadas al amor romántico. Las produce el hipotálamo y las libera la glándula pituitaria.

Si bien ambas influyen tanto en los hombres como en las mujeres, las segundas son más sensibles a la oxitocina, y los primeros, a la vasopresina, explica a EXPRESO el bioquímico español Oscar Granado García.

Las concentraciones de ambas hormonas aumentan durante las fases intensas del amor romántico, actúan sobre numerosos sistemas del interior del cerebro y sus receptores están presentes en diversas áreas cerebrales relacionadas con el amor romántico.

Oscar Granado García, bioquímico de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB, España).

Granado sostiene que la oxitocina y la vasopresina interactúan sobre todo con el sistema de recompensa dopaminérgico y pueden estimular la liberación de dopamina por el hipotálamo.

DESEO Y ATRACCIÓN POR EL AIRE

Por otro lado, Granados apunta que, cuando una persona se enamora, se guía por las feromonas que percibe en el aire. “Ellas y las hormonas sexuales, los estrógenos y la testosterona, son los encargados de hacer que desee a ese alguien especial”, dice.

La aceleración en el pulso y la boca seca que derivan en esos momentos de cercanía, junto a las pupilas ligeramente delatadas, son obra de la adrenalina que segrega la glándula pituitaria.

Oscar Granado García, bioquímico de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB, España).

Asimismo, el experto revela que la adrenalina estimula los reflejos y es “la culpable de los movimientos y posturas que se adoptan cuando se quiere gustar o llamar la atención”.

San Valentín

San Valentín: Las compras en línea han aumentado el 321 % en una década

Leer más

Las feromonas, agrega Granado, se producen en los órganos genitales externos de la mujer y actúan como polos magnéticos al sexo opuesto, sobre todo en días de ovulación. En el hombre, estos compuestos se hallan en la orina y en el sudor.

“Una vez que se cumple el proceso de atracción, el organismo empieza a experimentar una serie de emociones que son causadas por el primer químico que libera el cerebro en un proceso de enamoramiento, la feniletilamina, que causa estimulación”, aporta.

Te compartimos una infografía interactiva para ampliar más el tema: