Ciencia y Tecnologia

Aumentan muertes masivas de mamíferos marinos

Bacterias y brotes virales han causado muertes masivos en una variedad de especies marinas, que están expuestas a mayores amenazas que las terrestres

focas
Las enfermedades infecciosas se mueven cuando los mamíferos marinos andan en grupos grandes.pixabay

Una nueva investigación dirigida por Claire Sanderson, epidemióloga de vida silvestre e inmunóloga del Instituto Politécnico de Virginia, muestra que los brotes de enfermedades entre los mamíferos marinos han ido en aumento silenciosamente, mostrándonos que estos desastres no solo afectan a los humanos.

Los informes de muertes masivas inducidas por enfermedades en mamíferos marinos han ido en aumento desde al menos 1996. Esto podría deberse en parte a una mayor vigilancia. Sin embargo, también es probable que los científicos sigan subestimando el verdadero número de brotes en estas poblaciones.

PROTESTA

Una protesta por la presencia de la flota pesquera extranjera cerca de Galápagos

Leer más

Los mamíferos marinos viajan grandes distancias en partes remotas de los océanos y, a menudo, el único indicio de que algo ha salido mal es cuando los cadáveres comienzan a llegar a la costa.

La dinámica de las enfermedades en los sistemas marinos está relativamente inexplorada en comparación con las de la tierra. Para abordar esto, Sanderson revisó décadas de trabajos publicados que documentan la ocurrencia de muertes masivas impulsadas por enfermedades.

La mayoría de los brotes, descubrió, fueron causados por virus como la influenza A y cepas de Morbillivirus, virus que causan la influenza pandémica y el sarampión en humanos, respectivamente.

Las bacterias son las siguientes causas más comunes de muerte masiva, pero estas muertes tienden a ser menos graves. En promedio, un brote viral causa aproximadamente 7,000 muertes de mamíferos marinos, mientras que un evento de mortalidad masiva inducido por bacterias causa 350 muertes.

rescate-ballena-esmeraldas

Rescatan ballena varada en la costa de Esmeraldas

Leer más

En comparación con el número de muertes por los brotes más grandes en las poblaciones humanas, estos pueden parecer pequeños, pero para los animales ya amenazados, como los cachalotes y ballenas piloto del Mediterráneo, incluso la pérdida de algunos animales pone en peligro la supervivencia a largo plazo de la población.

La experiencia previa de Sanderson en el estudio de la propagación de enfermedades en especies terrestres demostró que las especies muy sociales están más expuestas a los patógenos virales

El énfasis actual en el distanciamiento físico para mitigar la propagación del SARS-CoV-2 es un excelente ejemplo del papel de la interacción social. Sin embargo, no ocurre lo mismo en el océano.

En cambio, dice Sanderson, para muchos mamíferos marinos, las características únicas de sus historias de vida, en lugar de la socialización diaria, pueden provocar picos de propagación viral. "Especies como las focas de puerto y las focas del Caspio, aunque se las considera solitarias, en realidad se agrupan durante la temporada de reproducción". Las focas salen en grandes grupos, dice, y ahí es cuando ves que las enfermedades infecciosas se mueven.

Otra diferencia entre los habitantes de la tierra y las especies oceánicas es que los mamíferos marinos están expuestos a patógenos de ambos entornos. “Los mamíferos marinos, especialmente aquellos como los pinnípedos que se mueven desde la interfaz terrestre a la interfaz del agua, están expuestos a una mayor diversidad de patógenos”, dice.

Delfín Salinas

El cachorro que custodió a un delfín que agonizaba a orillas del mar

Leer más

El morbilivirus canino, que causa el moquillo canino, saltó por primera vez a las focas en 1988 y se ha estado propagando desde entonces, explica Alonso Aguirre, un experto en enfermedades de la vida silvestre en la Universidad George Mason en Virginia. “Sabemos que tiene un origen terrestre”, dice. También se han identificado varias cepas de morbilivirus de focas y delfines potencialmente fatales.