Guayaquil

El cachorro que custodió a un delfín que agonizaba a orillas del mar

Sucedió la tarde del pasado sábado en Salinas. Lucas, el can, no se despegó del mamífero marino hasta que las autoridades lo enterraron

Delfín Salinas
Hecho. Instante en el que Lucas, junto a sus dueños, intentaba ayudar al delfín.Joffre Lino

La tarde del sábado, las guayaquileñas Viviana Vera y Johana Rodríguez, observaban el mar desde un departamento de un edificio ubicado en el sector de La Milina en Salinas, cuando de repente se percataron que un delfín era levantado por las olas con dirección hacia la orilla.

Malecón de Salinas

El relajamiento de las medidas en la playa preocupa a los habitantes

Leer más

Movidas por la curiosidad corrieron hacia la playa para ver más de cerca a la especie marina, junto a ellas estaba Lucas, un cachorro que es la mascota de un niño allegado a las mujeres. La reacción del can sorprendió a las turistas.

"Al llegar a la orilla, Lucas se metió rápidamente al agua y ladraba para que nosotras también ingresemos al mar, el delfín agonizaba y él empezó a lamerlo para que no mueriera. Fue algo que nadie esperaba. Una escena que nos estremeció", comentó Vera.

Ella narró que fueron momentos desesperantes los que vivió su cachorro, puesto que el delfín abría sus ojos y los volvía a cerrar y el perro no paraba de ladrar. La escena duró alrededor de unos 15 minutos, después el mamífero marino falleció.

Daniella Hill

Daniela Hill, la mujer que recoge basura del mar como 'hobby'

Leer más

Desde ese momento Lucas lo custodió y junto a sus dueñas, no permitió que la corriente vuelva arrastrarlo mar adentro, tampoco dejó que otras personas se acerquen al animal e incluso se escuchaban los gemidos de lamentación del perro.

Nunca había presenciado una escena como esta. Pensé que eran solo cosas de películas, pero lo vi. Vi al perro gemir, lo vi lamerlo y dando vueltas en la arena  intentando hacer algo, pedir ayuda. Fue triste, emotivo. La gente intentó ayudar, pero fue en vano. 

Carolina Alvarado,
​habitante de Salinas

Una de las mujeres llamó a la Policía de Ambiente y los uniformados procedieron a sepultar al cetáceo en la arena. “El perro estuvo más de dos horas junto al delfín, fue algo raro que jamás había visto", aseguró otra de las personas presentes.

El delfín medía más de un metro de longitud y, a decir de las autoridades, no tenía heridas en su piel.