Rescatan ballena varada en la costa de Esmeraldas

  Actualidad

Rescatan ballena varada en la costa de Esmeraldas

Un equipo de guardaparques, miembros de la Armada y pescadores ayudaron una ballena jorobada que había quedado varada en Playa Camarones

rescate-ballena-esmeraldas
Rescataron una ballena jorobada, de 8 metros de largo, enredada en mallas de pesca.@armada_ecuador / twitter

En las costas de Esmeraldas, una ballena jorobada de ocho metros de largo había quedado varada entre redes de pesca abandonadas. Los guardaparques de la reserva marina Galera San Francisco, miembros de la Armada ecuatoriana y un grupo de pescadores lograron liberarla este jueves.

El cetáceo atrapaba la pelota y se la devolvía a un grupo de aficionados que se transportaban en un bote.

Ballena juega con una pelota de rugby en la mitad del oceano

Leer más

Esta especie migratoria, que visita las aguas ecuatorianas entre junio y octubre, está catalogada como vulnerable por el Libro Rojo de Mamíferos de Ecuador.

El Ministerio de Ambiente indicó en un comunicado que "tras activarse el protocolo de respuesta rápida de fauna marina en caso de varamiento” en Playa Camarones, el espécimen pudo regresar a su hábitat natural sin lesiones ni heridas.

Los expertos trabajaron, durante cuatro horas, en liberarla de las mallas de pesca enredadas en sus aletas pectorales y caudal que le impedían movilizarse.

"Fue necesario realizar inmersiones junto al animal, una situación que conlleva sus riesgos pero que en esta ocasión fue exitosa", indicaron en el comunicado los guardaparques Daniel Vera y Geovanny Gallegos, que participaron en el rescate a unos 300 metros de la línea de costa.

"En caso de varamiento es poco probable que las ballenas puedan sobrevivir por las características propias del animal. Los residuos de la actividad de pesca ocasionan grandes afectaciones a la fauna marina y su ecosistema", explicó Marcela Cevallos, directora zonal de Ambiente y Agua de Esmeraldas, quien pidió a los pescadores evitar abandonar mallas en alta mar.

Cientos de ballenas jorobadas llegan entre junio y octubre desde la Antártida y ofrecen un sorprendente espectáculo a los turistas que acuden a observarlas a lo largo de las costas ecuatorianas.

Estos mamíferos recorren aproximadamente 8.000 kilómetros en busca de corrientes cálidas para su reproducción.

Tras su descontrolada caza furtiva durante el siglo XX, se estima que actualmente existen alrededor de 15.000 ballenas jorobadas en todo el mundo.