Ciencia y Tecnologia

¿Por qué el coronavirus afecta solo a algunos animales y a otros no les pasa nada?

El coronavirus parece capaz de infectar a algunas mascotas y animales salvajes, pero estos casos no ocurren con frecuencia. ¿Por qué? Veamos

coronavirus-gatos-mascotas.jpg
Ha habido casos de gatos infectados con coronavirus, te explicamos por qué.Sayaka Photos/Pixabay

El nuevo coronavirus, cuyo nombre manejado en la comunidad científica es SARS-CoV-2, ha afectado a millones de personas en todo el mundo. A causa de la enfermedad que genera, el Covid-19, miles vienen falleciendo en todo el mundo pese a los esfuerzos por reducir la brecha. Y no solo afecta a seres humanos, sino también a algunos animales.

Es que solo queda recordar algo: el homo sapiens es una suerte de "primo" de otras especies. Pero no solo los animales más genéticamente cercanos al ser humano se podrían infectar. En efecto, ha habido reportes sobre perros infectados, gatos domésticos, hurones e incluso un tigre del zoológico de Nueva York.

Sin embargo, es poco lo que se sabe sobre la relación del nuevo coronavirus con los animales, a excepción de que se originó en un murciélago.

Coronavirus

Coronavirus: "Lo peor está por venir, advierte la OMS

Leer más

Asimismo, tampoco hay evidencia de que los animales sean un agente transmisor del virus a las personas, de acuerdo a la veterinaria Jane Sykes, en declaraciones al Instituto Smithsonian.

La gran interrogante en este punto en específico es por qué algunas especies son susceptibles al coronavirus causante del Covid-19 y otras no.

Todo se centra en que este virus calza perfectamente, como una llave en la cerradura correcta, con una proteína espiga que es común en maníferos, aves, anfibios y peces, llamada ACE 2. Este proteína tiene la función de regular la presión arterial de los seres vivos que la poseen.

La forma de la ACE 2 de los humanos calza casi perfectamente con el nuevo coronavirus. La de los gatos domésticos y varios primates, también.

coffee-cup-of-coffee-cup-desk

Coronavirus: las profesiones del futuro que surgen con la pandemia

Leer más

CASO A CASO

En cuanto a los dos casos registrados de gatos domésticos, uno en Bélgica y otro en Hong Kong sin ningún nexo entre ambos, algo tenían en común: sus dueños tenían covid-19.

Esto corrobora lo que indica Sykes, que los felinos que están en mayor riesgo serían aquellos con dueños enfermos. Una noticia positiva: es muy poco probable que un felino infectado se enferme gravemente o que contagie a otro gato.

Si es así, ¿por qué la tigresa Nadia, uno de los felinos salvajes del zoológico de Nueva York terminó contagiada? Por un motivo ya señalado en el caso de los gatos domésticos: uno de los cuidadores del tigre estaba infectado y lo contagió. El contacto humano, otra vez.

gwyneth

Gwyneth Paltrow: subasta su peor vestido para combatir el coronavirus

Leer más

EL FACTOR HUMANO

Ahora bien, si los perros o los hurones no cuentan con un ACE2 similar al de los humanos, ¿por qué hay casos de estos animales infectados? Nuevamente, su cercanía aun ser humano infectado sería la respuesta.

Unos 470 millones de caninos son mascotas, y casi ninguno parece haberse infectado con el SARS-CoV-2 de forma natural: hasta ahora, solo dos perros, ambos en Hong Kong, han dado positivo.

¿Y los hurones? Si bien sus receptores ACE2 no parecen ser perfectos para el nuevo coronavirus, el germen puede adherirse a sus pulmones. Sucede que las vías respiratorias de estos pequeños mamíferos son más susceptibles a varias enfermedades respiratorias infecciosas que afectan a los humano

E743493B-B5D1-4580-BE6F-8D107A56BC54

¿Por qué el precio del barril de petróleo llegó a valores negativos hoy?

Leer más

No obstante todo esto, los expertos ponen paños fríos al nexo coronavirus-mascotas.

"Es importante que enfaticemos que la transmisión de persona a persona es lo que está impulsando esta pandemia", dice ella. "La gente necesita disfrutar del vínculo humano-animal, en lugar de pensar en abandonar a sus mascotas", agrega. Eso sí, con todos los cuidados debidos, a tal punto que los CDC recomiendan tratar a los gatos y perros como lo haría con cualquier otro miembro de la familia: aislar durante la duración de una enfermedad para evitar su propagación. Sí, eso incluye aislamiento físico.