Salud

La pirotecnia puede afectar su salud visual

Además de las manos, los ojos son la zona del cuerpo que sufre más lesiones en accidentes provocados por petardos y fuegos artificiales. 

sparklers-828570_960_720
Cuando encienda un fuego artificial, aléjelo de su rostro y cuerpo.Pixabay

Recibir la Navidad y dar la bienvenida al nuevo año con petardos y fuegos artificiales es una tradición casi que inevitable. Sin embargo, su inadecuada manipulación puede lesionar no solo las manos sino también los ojos.

El balance de atenciones en los hospitales respecto a accidentes con fuegos artificiales revela que el grupo más vulnerable son los niños, luego los jóvenes y adultos, pero también aquellos que están en estado etílico.

¿Cuáles son las lesiones oculares más frecuentes y qué hacer si le toca afrontar esta situación? Al respecto conversamos con la doctora Johanna Negrette, de la clínica Andes Visión.

Las más frecuentes

Quemaduras: No solo de la conjuntiva sino también de la córnea, comprometiendo, incluso, los párpados.

Laceraciones: Se originan por un raspado o erosión de la conjuntiva, córnea o párpados.

Desprendimientos de retina: Cuando el fuego artificial estalla, su fuerza puede ocasionar que la retina se desprenda, y lo más grave aún, estalle el globo ocular.

¿Qué hacer?

La lesión ocular por fuegos artificiales, debe considerarse como una emergencia médica, y acudir inmediatamente al hospital más cercano.

-No frote sus ojos.

-No los enjuague.

-No haga presión.

-No retire ningún objeto que esté pegado al ojo.

-No aplique ungüentos ni tome analgésicos que puedan producir hemorragias como aspirina o ibuprofeno, excepto que se lo recete un médico.

Consejos generales.

- Compre y emplee solo productos autorizados.

- La inexperiencia, curiosidad y descuido en el manejo de material pirotécnico aumentan los riesgos de accidentes.

- Nunca compre ni use pirotecnia clandestina o que se sospeche tenga defectos o daños. Observe que el producto tenga una mecha de seguridad que impida que pueda encenderse espontáneamente. Si tiene mecha de cerillo (autofriccionante), no la compre, es muy peligrosa para los niños.

- No deje que los pequeños manipulen estos productos, sin la supervisión de un adulto.

- No los sacuda, golpee ni fume cerca de elementos pirotécnicos.

- No los exponga por largo tiempo al sol u otras fuentes de calor.

- No guarde artículos pirotécnicos en los bolsillos, estos podrían encenderse espontáneamente y explotar.

- Aleje su cara y el cuerpo de cualquier artículo que vaya a encender.

- Evite introducir los petardos dentro de botellas u otros recipientes porque al explotar las esquirlas pueden expandirse incontroladamente y lastimar a las personas que estén cerca.

Una vez encendida la mecha, retírese enseguida.