Salud

¡A consumir brotes!

Se come poco, pero estos germinados cuentan con importantes nutrientes. Conócelos en esta nota.

Germinados
El proceso de germinado hace que los brotes sean más ricos en proteínas, ácido fólico, magnesio, fósforo y manganeso.Internet Pixabay

Quizá eres de los que agarra el carrito en el supermercado y al estar en la zona de verduras vas directo hacia las lechugas y tomates, sin embargo, pasas de largo por la zona de los germinados… ¿Por qué? A lo mejor porque no sabes cómo prepararlos, su aspecto no te atrae o sencillamente desconoces el valor nutricional que hay detrás de ellos.

El proceso de germinación aumenta los niveles de nutrientes, haciendo que los brotes sean más ricos en proteínas, ácido fólico, magnesio, fósforo y manganeso. Asimismo, al contener fibra los hace ideales para una buena digestión, su gran aporte de vitaminas como las C ayuda a fortalecer el sistema inmune, mientras que la K beneficia a los huesos, señala la nutricionista Ana María Jiménez.

Canela

La cúrcuma y la canela pueden mejorar tu estado de ánimo

Leer más

Para evitar cualquier intoxicación alimentaria es recomendable fijarse en el color, que estén frescos y sin apariencia viscosa. Luego de comprarlos, pueden conversarse en la refrigeradora por 10 días, máximo.

Los puede ingerir como parte de su ensalada, dentro de una hamburguesa o sánduches, salteados o encima de una crema de vegetales. Se aconseja comerlos cocidos, para ello hierva agua y déjelos allí por dos minutos.

¿Cuánto consumir? Un puñado en sus comidas está bien, indica la experta, quien afirma que hay brotes de semilla (girasol, calabaza, entre otros), granos (arroz integral, quinua y más), guisantes (lenteja, soya, garbanzo, fréjol, etc.) y vegetales (rábano, brócoli, berro, etc.).

soya
La soya reduce el riesgo de una cardiopatía, ayuda en los trastornos de la menopausia y menstruales. Es antioxidante e hidratante para la piel.Internet Pixabay

Soya, la popular

Si quiere un día sin carne, estos son un buen reemplazo, por su proteína. Su sodio es mínimo, por lo que es bueno para la ingesta en personas con problemas cardíacos.

Alimentos congelados

Aprende a congelar los alimentos de forma segura

Leer más

Su cantidad de potasio permite que la energía aumente y se reduzca del cansancio y estrés. También son bajos en calorías.

Hágalo en casa

  1. Remojar toda la noche la semilla o grano.
  2. Cambiar el agua y enjuagar. Déjelos en un frasco de vidrio boca abajo (tapa en la parte inferior), con una tela limpia o filtro para que se pueda escurrir el agua.
  3. Volver a enjuagar y escurrir. Esto se repite al principio y final de cada día.
  4. Contemplar. En unos cinco días ya estarán listos los brotes. Mientras más días los deje... más largos quedan. Si se anima a realizarlo en casa, practique exhaustivas normas de higiene, así evitará el riesgo de contaminación y proliferación de bacterias como la ‘Escherichia coli’ y ‘Salmonella’ .

Si te dieron ganas de cocinar, te compartimos la siguiente receta... manos a la obra.