La pornografía acecha, protéjalos

  Buenavida

La pornografía acecha, protéjalos

Este contenido puede convertirse en una fuente errónea de educación sexual de niños y adolescentes. Los padres deben tomar medidas de protección.

Psicología
Los padres o cuidadores son los principales responsables de que los menores no lleguen a consumir este tipo de contenido.Shutterstock

Los menores de edad viven en una sociedad en la que la conectividad virtual es parte de la cotidianidad. Muchos de ellos pasan más tiempo frente a la computadora o el celular debido a las clases online, y atraídos también por el fácil acceso a juegos de entretenimiento sin tener que salir de casa. Sin embargo, aunque Internet tiene grandes ventajas para todos, también cuenta con contenido de riesgo que no es adecuado, entre ellos la pornografía.

Peligros

Para la orientadora familiar María Helena Manrique, este tipo de contenido sexual “impacta de forma negativa la mente de un niño o adolescente porque puede cambiar su percepción sobre el sexo, el amor, los cuerpos y las relaciones afectivas o sexuales”. La experta también menciona que podría complicar sus relaciones interpersonales porque al conversar con alguien “los pensamientos involuntariamente se tornan eróticos, dejando a un lado la posibilidad de generar un lazo sano de amistad o de enamoramiento”.

La inseguridad sobre sí mismo y el vacío emocional son otras de sus consecuencias. Además, a largo plazo podría haber una adicción que al llegar a la adultez “es probable que lo incapacite de disfrutar la sexualidad junto al involucramiento emocional, porque la pornografía lo aleja de la realidad de lo que es el amor real y de las relaciones afectivas”, recalca Manrique.

Educación a temprana edad

La psicóloga Cristina Rodríguez sostiene que los padres o cuidadores son los principales responsables de que los menores no lleguen a consumir este tipo de contenido. Por eso, incentiva la educación sexual desde la infancia, para que les enseñen el cuidado que deben tener de su cuerpo y los cambios que van a pasar a medida que crezcan. “Cuando ya estén en la preadolescencia se les puede explicar como medida de prevención qué es la pornografía y sus riesgos”, dice.

¿Qué hacer si los descubre?

Si un día sorprende a su hijo viendo pornografía, Rodríguez aconseja como primer paso conversar con el menor y hacerle preguntas como “¿por qué ves esto?” o “¿qué sentimientos te produce?”. Al tener una comunicación abierta va a lograr que él o ella no sienta incomodidad de hablar sobre el tema, sin tener que ocultarles algo.

Jamás se quede callado por vergüenza de hablar sobre sexo con sus hijos. Conteste todas las preguntas que tengan sobre el tema de forma educativa.

Evite juzgarlos, gritarles o castigarlos porque eso podría generar mayor interés en volver a hacerlo. “Hay que recordar que son adolescentes y por eso estos temas les podrían causar intriga, porque la mayoría no tiene una vida sexual activa. Mientras menor tabú exista, menor será el interés por querer explorar u ocultar información a sus padres”, añade la experta.

Si no sabe cómo manejar esta situación, no dude en buscar ayuda con un psicólogo u orientador familiar.

Psicología
Los padres enseñar a los hijos sobre la educación sexual.Shutterstock
Papá

Mi papá es muy distraído

Leer más

Limitar el acceso a Internet

Es clave controlar el tiempo que los niños o adolescentes dedican a Internet. Ambas expertas consideran adecuado que los padres pongan un horario límite y vigilen cuáles son las páginas webs o aplicaciones que usan. “Aunque ellos lo vean como un acto invasivo a su privacidad, es una forma de cuidarlos no solamente de ver pornografía, sino también del contacto de gente desconocida y peligrosa que puede estar relacionada con el tráfico de personas. Hay casos de quienes piden videos o fotografías íntimas a los niños y es ahí cuando ellos pueden inocentemente ser parte de la pornografía infantil”, añade Rodríguez.

Seguridad web

Bruno Sánchez, especialista en seguridad informática, explica que existen diversas aplicaciones (como Family Link, Kaspersky SafeKids, Qustodio y Kids Place) que los padres pueden utilizar para ejercer mayor control tecnológico a las actividades que realizan sus hijos en los dispositivos móviles y computadoras. “Algunas de estas opciones cuentan con planes gratuitos o de pago. A través de ellas puede conocer su ubicación, tener un monitoreo total de las aplicaciones que usan o configurar el tiempo límite de navegación”, detalla Sánchez.

Además, también impiden la navegación en ciertas páginas, según la categoría que escoja, como contenido de desnudos, violencia o sexo. En el caso de que los niños intenten ingresar a alguna de ellas, Sánchez comenta que puede solicitar que le llegue una notificación de alerta a su correo. ¿Pero hay forma de bloquear la publicidad de contenido sensible o sexual que pueden aparecer en los sitios webs o en las aplicaciones? El experto indica que sí. “Al aparecer, debe indicar que ese contenido es spam para que no vuelva a mostrarse”.

Recomendaciones

  • Enseñe a sus hijos a no publicar fotos o videos en exceso sobre su vida privada o íntima.
  • Incentive a los pequeños a realizar actividades que los ayuden a distraerse, como el arte o el deporte.

Debe saber

Fight the New Drug (Combate la Nueva Droga) es una organización que comparte información sobre los peligros de consumir pornografía, con evidencia científica y relatos de quienes tuvieron una adicción a este tipo de contenido. Constantemente ofrece datos en sus plataformas virtuales, como YouTube, Facebook e Instagram.

Cifras

  • 9 de cada 10 niños están expuestos a la pornografía antes de los 18 años.
  • 71 % de los adolescentes intentan ocultar a sus padres las actividades que realizan en Internet.
  • Fuente: Estudio realizado por el portal Covenant Eyes.