Pinta con café o con petróleo

  Buenavida

Pinta con café o con petróleo

El artista guayaquileño Poncho Franco usa lo que tiene a mano para crear, ya sea vegetales o sedimento del río. También usa achiote

Poncho Franco
Poncho Franco comenzó en la pandemia a dar fuerza a uno de sus personajes.Cortesía

Cuando comenzó la pandemia, el guayaquileño Poncho Franco, quien es pintor, músico, ilustrador, experto en el arte del performance y docente, encontró en su refrigerador una serie de alimentos que se convirtieron en sus aliados para crear.

Por los días de emergencia sanitaria salía apenas para lo esencial, así que comprar óleos era poco probable. Como lo había hecho antes aprovechó el café soluble en agua que tenía en casa para dar vida a esos árboles que lo identifican.

Pero no fue lo único. Usó también cáscaras de frutas y vegetales de colores intensos para obtener pigmentos. La clara de huevo le sirvió como aglutinante. “En la pandemia aprendí a deshidratar hierbita y la guardaba lo más fresca que se podía y una vez pulverizada la usaba para hacer textura”, cuenta. Así, con un poco de todo, incluyendo mostaza, dio forma a otro de sus árboles.

Mujeres destacadas

Las Barbies se visten de historia en el Archivo Histórico del Guayas

Leer más

Por estos, días, en el taller ‘Pigmento natural’, que dicta en el Archivo Histórico del Guayas, muestra a sus estudiantes que para hacer una obra todo vale: lo que hay en el refrigerador o en el jardín e incluso el sedimento del río Guayas, como lo hizo él con una de sus obras.

Obra de Poncho Franco
Esta obra la hizo usando café soluble en agua, mostaza y vegetales.Cortesía

Él sabe lo que es experimentar con todo lo posible. Lo ha hecho usando el petróleo, por ejemplo, con la obra ‘Un mono sapiems en el Yasuní’, con la que ganó en 2013 el Salón de Octubre de la Casa de la Cultura núcleo del Guayas.

En los talleres que dictó hace unos años en Estados Unidos había invitado a sus estudiantes a probar con lo que había en la refrigeradora para pintar. Antes, en la Amazonía, enseñó, pero también aprendió a aprovechar el achiote y una raíz de árbol, entre otra cantidad de pigmentos.

Exposición

Un reencuentro con su arte

Leer más

Todo eso recordó al inicio de la pandemia y lo perfeccionó. Fue allí cuando dio fuerza también a un personaje con el que se había identificado hace unos años: Sonny Corleone, hijo de Vito Corleone (El Padrino). Así quiere que lo reconozcan cuando exponga. Es su forma de protesta ante lo que está mal en la sociedad.