Perros de servicio: soporte emocional para niños autistas

  Buenavida

Perros de servicio: soporte emocional para niños autistas

Los canes pueden lograr que los pequeños controlen de forma más rápida los ataques de histeria o frustración.

Mascotas
Los perros de asistencia o servicio son claves en familias con niños con autismo.pixabay

Es ampliamente conocido que la interacción de los seres humanos con los perros como mascotas otorgan varios beneficios para el bienestar mental. “Pasar tiempo con los canes genera serotonina, dopamina y endorfinas, neurotransmisores que disminuyen la secreción del cortisol, hormona que se libera por el estrés”, explica la psicóloga y máster en intervención asistida con animales y etología aplicada, Doménica González.

Sin embargo, en el caso de niños con condiciones con autismo, las ventajas de convivir con un perro de 'asistencia o servicio' (entrenado para ayudar a una persona con discapacidad o con trastornos del neurodesarrollo) se amplían aún más. “Actúan como un intermediario tranquilizador ante momentos de frustración e histeria presentados como parte de la condición”, indica González. Los canes también están adiestrados para lograr mantener a salvo a los niños con tendencia al escapismo.

gateo

Gateo infantil: en medio de juegos y ejercicios

Leer más

Además, según la científica Gretchen Carlisle, parte de una investigación elaborada por la Universidad de Missouri (publicada en Diario Veterinario): “Como las mascotas pueden ayudar a aumentar la interacción social y disminuir la ansiedad, no solo son útiles para proporcionar consuelo y apoyo a los niños con autismo, sino también a sus padres”.

  • En terapias psicológicas

El objetivo de los perros es ser un vínculo entre el niño y el profesional de salud durante las sesiones terapéuticas lúdicas. “En ocasiones los pequeños se sienten intimidados en las consultas psicológicas y el perro de terapia los ayuda a que estén más tranquilos y relajados. Son un apoyo emocional para quienes les cuesta desenvolverse en situaciones incómodas”, recalca González.

Síndrome de la cabaña

Síndrome de la cabaña y el miedo al exterior

Leer más

  • Recuerda

Es importante incluir al niño en la decisión de insertar un perro como nuevo miembro de la familia. Aunque exista un fuerte lazo de cercanía entre la mascota y el infante, el can debe tener un espacio propio dentro de casa para que pueda dormir, relajarse y jugar solo sin que exista dependencia emocional entre ambos.

  • Otros beneficios de los perros en casa

  1. Promueven el sentido de responsabilidad al tener que estar atento a las necesidades básicas de la mascota.
  2. Enseñan a los niños a ser empáticos y cómo interactuar socialmente con otros seres vivos.