Buenavida

Mente positiva: 'Tres preguntas filosóficas para el diario vivir'

La filosofía es más que una asignatura de la época colegial. Hay guías valiosas en el pensamiento crítico

La filosofía ayuda a lidiar con cuestiones diarias.
La filosofía ayuda a lidiar con cuestiones diarias.pixabay

Seamos honestos, rara vez ponemos en práctica lo aprendido en el colegio. Materias como las matemáticas o la filosofía parecen ser solo un requisito para aprobar los estudios que no sirven para los problemas de la vida real. Aunque es una creencia común, ese tipo de pensamiento está lejos de ser verdad.

Debemos determinar aquello que está dentro de nuestro círculo de control.

Mente positiva: 'Descubriendo el círculo de control'

Leer más

Hoy, como ejemplo, quiero hablar de la filosofía como fuente para solucionar conflictos cotidianos. Esa materia académica que parecía interminable es en realidad una alternativa valiosa a la hora de aprender a ser mejores seres humanos.

Recientemente, el escritor Ryan Holiday publicó tres preguntas filosóficas pensadas por tres mentes brillantes de la antigüedad. Cuestionamientos que podemos aplicar a cada actividad del día y que resolverán nuestros conflictos más complejos.

  • ¿Esto está en mi control? El filósofo griego Epicteto plantea esta duda para evitar que nos agobiemos por más de lo necesario. Si algo está fuera de tu control no amerita una preocupación ni un debate al respecto. No te aflijas por ello.

El pensamiento armonioso se cultiva a diario.

Mente positiva: 'Cuatro hábitos del pensamiento armonioso'

Leer más

  • ¿Esto es esencial? Marco Aurelio fue un emperador romano conocido por sus decisiones equilibradas y por su profundo respeto y admiración por la filosofía. Él se preguntaba si era esencial cada situación que llegaba hasta su mente. Sino lo era, la desechaba. Holiday recomienda que hagas lo mismo para descargar el peso innecesario que llevas en tus hombros.

  • ¿Cuál es el peor escenario? Séneca fue una de las mentes de la filosofía estoica más prodigiosas. Su manera de evaluar la vida es copiada hasta el día de hoy porque ayuda a millones de personas a no dejarse llevar por lo negativo. En esta pregunta filosófica, Séneca cuestiona algo que todos tememos: si fallamos, ¿qué es lo peor que podría pasar? Si respondemos a esa inquietud quizás notemos que la situación no es tan grave. Un peso menos para nuestro día.

Holiday es un estoico moderno que invita a repetir esas preguntas para cada situación difícil. También sugiere que cuando cometamos un error o no alcancemos un objetivo no nos deprimamos. Es mejor evaluar en qué fallamos y qué podemos hacer mejor la próxima vez. Ver hacía adelante en lugar de plantar la mirada en el pasado y en el error.