Mente positiva: Tres hábitos para una convivencia armónica

  Buenavida

Mente positiva: Tres hábitos para una convivencia armónica

Recordar la empatía, la gratitud y la generosidad en cada acción nos ayudará a tener una vida más armónica con el resto de personas

La convivencia armónica depende en gran medida de nosotros.
La convivencia armónica depende en gran medida de nosotros.pixabay

El refrán popular es sabio: No somos monedas de oro para agradar a todo el mundo. Cada día nos cruzamos con personas con las que simpatizamos y otras con las que no. Eso es normal y no tiene porque afectarnos siempre que se pueda vivir en un ambiente de respeto mutuo.

El reto es enfocarnos en lo que vale la pena y dejar ir el resto.

Mente positiva: Aprendiendo a restarle importancia a los problemas menores

Leer más

Pero, ¿qué pasa cuando eso no es posible? Hay personas con las que es difícil trabajar, estudiar o simplemente convivir. En la mayoría de casos, ese tipo de individuos pueden tener la misma percepción de nosotros y ese es el escenario perfecto para el conflicto y el caos.

Aunque todo parezca negativo, creo que si hay una forma de evitar la confrontación con alguien que no es de nuestro agrado. Se trata de tres simples hábitos que poner en práctica constantemente.

El primero es sentir más empatía. Ponernos en el lugar de quien nos incomoda permite que entendamos su motivación o la razón detrás de su mala actitud. Todos tenemos malos momentos y experiencias negativas que pueden influir en nuestra forma de ser. Practiquemos la empatía para poder relacionarnos con más armonía.

El ser empático no supone que seremos amigos inmediatos del otro, solo significa que lo veremos con menos negatividad. Lo veremos con una 'Mente Positiva'.

El segundo hábito es más sencillo de aplicar. Se trata de ser generoso con los demás. Diferentes religiones profesan que hay más felicidad en dar que en recibir y eso es particularmente cierto con las personas complicadas. No temamos en destacar las virtudes de alguien y seamos generosos al resaltar los puntos positivos de quienes nos rodean.

Los problemas, por más abrumadores que sean, pueden tener más de una vía de solución.

Mente positiva: Prepárate para todo escenario

Leer más

Dacher Keltner es un profesor de la Universidad de California que pasó varios años estudiando el resultado de la generosidad en la convivencia humana. Sus resultados, registrados en la Harvard Business Review, evidencian que las muestras de generosidad ablandan las situaciones conflictivas.

Finalmente, el tercer punto es uno que se ha repetido varias veces en esta columna: ser agradecido. Mantener una actitud de gratitud es fundamental para lidiar con todo tipo de personas. Recordemos que incluso nuestros enemigos -término que no me gusta usar- resultan ser el mejor maestro que tenemos para aprender sobre nuestras fortalezas y debilidades. ¿Cómo no estar agradecido con alguien que nos enseña cosas nuevas?