¡Mamá, estoy enamorado!

  Buenavida

¡Mamá, estoy enamorado!

Conozca qué hacer cuando su hijo le confiesa que le gusta alguna compañerita de su salón. 

shutterstock_150775775
Desde los 4 años su hijo puede tener esta emoción.Shutterstock

La niñez es una fase considerada de pureza, ternura, inocencia y llena de ocurrencias. Los niños son indiscutiblemente la alegría de un hogar y debe ser por ello que todo el mundo coincide en que así como es una etapa linda, se la debe aprovechar al máximo, ya que termina en un abrir y cerrar de ojos.

Y es que hay muchas situaciones propias de la infancia que además de ser graciosas han dejado mudos a más de uno por el ingenio que se manejan los pequeños. Una de ellas es cuando uno de sus hijos, que quizás aún no sabe ni atarse los cordones, llega de su escuelita con la novedad de que está enamorado.

Pero, ¿qué tan en serio se deben tomar sus sentimientos románticos?, ¿los niños de verdad se enamoran?

Erica Ritter, psicóloga especialista en niños por el Hospital Garraham de Buenos Aires, explica que a partir de los 4 años se puede sentir enamoramiento, pero no hay de qué preocuparse, ya que esto es normal y no es una sensación similar a la que experimentan los adultos

“A esa edad probablemente no comprenda mucho lo que es el amor de la manera en la que lo entendemos los más grandes, pero sí existe un sentimiento y hay una emoción. Lo que sienta un niño de 4 años no es lo mismo que siente uno de 8 o 12 años”, señala la profesional.

De hecho, en la primera infancia se empieza recién a reconocer emociones básicas como la alegría, el enojo y la tristeza, el amor o la amistad son mucho más complejos y se los aprende después. “Cuando ellos dicen que están enamorados están teorizando e incluso entrenando el amor que sí van a poder aplicar en el futuro, aunque todavía no comprendan esa emoción”, detalla Ritter.

little-girl-telling-secret-to-grandma
Niña contando secreto a su abuelaFREEPIK

Y es que así como no tienen filtros o vergüenza para hurgarse la nariz, ser 100 % honestos sin importar las consecuencias, tampoco tienen clara la noción de lo que es un noviazgo o un enamoramiento. “A veces pueden decir que son novios de fulanita y fulanita ni enterada, pero el niño crece y se da cuenta que para que esa niña sea su novia primero ella tiene que saberlo y estar de acuerdo”.

El papel de papá y mamá

El acompañamiento que brinden los padres o quienes representen la figura materna y paterna del niño marcará el tipo de apego o cómo manejará sus relaciones interpersonales en la adultez, ya sea con su futura pareja o cualquier persona de la sociedad.

Los chicos con el tiempo arman su concepto de amor según las cosas que ven y allí el modelo de los padres es importante

Por este motivo, la psicóloga aconseja que en el momento que el niño acuda a comentarle de esta emoción, que se siente feliz, nervioso o especial cuando está otra personita cerca, dicha confesión no debe ser tomada a la ligera, puesto que él está expresando un sentimiento y tácitamente solicitando una guía.

“El padre o madre debe con sus palabras o por medio de algún cuento o historia hacer que el infante se sienta escuchado, valorado y que sus sentimientos son validados”, sostiene la experta.

Cómo actuar

  1. Preste atención a lo que su hijo le comunica y cómo se lo cuenta.
  2. Realícele preguntas sobre el tema y muestre su interés y apoyo.
  3. No se ría de la situación, ni tampoco lo reprima.
  4. No traicione su confianza, si desea contárselo a alguien más pídale su autorización.