Buenavida

Un estudio confirma que cenar tarde puede hacerte engordar

La investigación muestra cuáles son los efectos en la glucosa y también a la hora de quemar la grasa.

Hora de comer
La hora en la que comes puede hacer que se te suba la glucosa y que no quemes muchas calorías.Freepik

Está confirmado: cenar tarde puede llevarte a la obesidad y también a la diabetes. Un grupo de científicos de la Escuela de Medicina en la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, quería probar si lo que tanto se decía era cierto y hallaron además otras novedades.

Dieta

Los alimentos nutritivos que debes consumir si quieres perder peso

Leer más

Para su investigación contaron con veinte voluntarios sanos (diez hombres y diez mujeres) a los que hicieron un seguimiento de cómo metabolizaban la cena. Querían saber la manera en la que incidía comer a las 18:00 o hacerlo a las 22:00. Eso sí, todos los participantes debían ir a la cama a las 23:00.

Los resultados mostraron que quienes comían tarde presentaban un nivel de glucosa un 18 % más alto, mientras que la grasa quemada disminuyó en el 10 % si se lo comparaba con quienes cenaban temprano.

Es más, prevén que esos efectos sean aún más fuertes en quienes padecen de obesidad y de diabetes, pues su metabolismo ya está comprometido.

¿Pero por qué no todos los que comen tarde se engordan o son diabéticos? Los científicos indican que hay otros factores que influyen como, por ejemplo, la hora habitual en que la persona se duerme y el hecho de que hay quienes son más vulnerables que otros.

Hora de comer
Evita comer muy tarde y no incluyas en tus platos alimentos con alto contenido de azúcar.Freepik

También están los que no se sienten satisfechos luego de comer. Para ellos, la Clínica Mayo dice que hay algunas opciones. Claro, primero debes tomar un vaso de agua porque a veces la sed imita al hambre, pero si aún quieres comer, prueba con una de estas opciones:

  • Un vaso de yogur griego.

  • Un puñado de nueces.

  • Una paleta sin azúcar.

  • Un palito de queso liviano.

  • Una cucharada de mantequilla de maní (15 gramos) y apio.

  • Un huevo duro.

  • Cinco mini zanahorias.

  • Palomitas de maíz livianas, 3/4 de taza (aproximadamente 6 gramos).

  • Ensalada de verduras con pepino y una pizca de aceite y vinagre.

Es importante cuidarse a la hora de comer, pues hay más de 422 millones de adultos con diabetes en el mundo y, en Ecuador, a los 50 años, una de cada diez personas la tiene. Además, en el país seis de cada 10 adultos sufre de sobrepeso u obsesidad.