Donó su cabello para la peluca de otra guerrera

  Buenavida

Donó su cabello para la peluca de otra guerrera

Marvelys Velasco tiene 12 años y es una sobreviviente del cáncer. Busca que más personas se sumen a la causa que promueve la fundación Fuerza Dorian

Fuerza Dorian
Marvelys Velasco entrega su cabello a Jéssica Camejo, que dirige la fundación Fuerza Dorian.Cortesía

Marvelys Velasco toma emocionada la cola de caballo de 30 centímetros de largo que Marcos Bonifaz le acaba de cortar y que muy pronto se convertirá en una peluca. Sabe que su donación alegrará la vida de una guerrera, una niña que como ella ha enfrentado al cáncer.

Marvelys tiene 12 años y es una sobreviviente que por segunda ocasión en dos años dona parte de su frondosa cabellera para esta iniciativa solidaria de la fundación Fuerza Dorian. “Pasé por esta situación y era muy duro ver cómo a mis compañeras se les caía el pelo. Me haría muy feliz que una niña se vea aún más bonita con su peluca”, dice.

Fundación

Fundación educativa innovó métodos para recaudar fondos

Leer más

Lourdes Zambrano, su madre, la mira orgullosa. Sabe que aunque su hija no perdió mucho cabello durante su tratamiento sí vio lo que vivían sus amigas de lucha, en una época en la que pasaron por momentos que aún le cuesta superar. “La enfermedad de Marvelys apareció a los tres años y medio, cuando recién empezaba la escuela. Comenzó a convulsionar y desde allí tuvimos que andar entre médicos y exámenes”, recuerda. Descubrieron que su pequeña tenía un tumor cerebral, un astrocitoma grado 2, que la sometió a varios años de quimioterapias y a dos cirugías.

Mi hija decidió dejar crecer su cabello para poderlo donar. Lo hizo por primera vez a los 10 años.

Lourdes Zambrano, madre de Marvelys

Hoy está libre de la enfermedad, pero no deja de asistir a los controles en Solca.

Fuerza Dorian
Marvelys y su madre, Lourdes Zambrano (der.) entregan el cabello donado a Jéssica Camejo (centro), de la fundación Fuerza Dorian.Cortesía

Jéssica Camejo, quien dirige la fundación, no podía contener la emoción al ver su gesto. Esta pequeña le recordaba a su hijo Dorian, el guerrero por el que ella y su esposo Dino Campaz comenzaron esta labor. “Él tenía toda la motivación de poder ayudar a sus compañeros de sala para que puedan tener lo que necesitaban en ese momento”, rememora. Para ello, llenaba una alcancía y pidió a sus padres que ayudaran a los otros niños.

Arte

Dibujos que se vuelven un desahogo frente a la violencia

Leer más

Hoy Jéssica cumple lo que llama “una promesa de amor” y ahora además se comprometió con Marvelys, quien nació en España y vive en Milagro, a que el día en que esté lista la peluca, que será elaborada con su cabello por la fundación Yesenia Vargas, será ella quien la entregue. Esta sobreviviente espera ansiosa ese día.

  • El apoyo

La fundación Fuerza Dorian comenzó su labor en 2016, apoyando a 28 niños con cáncer, luego el número aumentó a 68. Hoy colabora con 150 guerreros.