Dibujos que se vuelven un desahogo frente a la violencia

  Buenavida

Dibujos que se vuelven un desahogo frente a la violencia

La fundación Pa’Arriba Ecuador trabaja en la prevención del maltrato a través del arte.  Quiere lograr un cambio en la sociedad

Arte
Los beneficiarios de la fundación plasman sus sentimientos en dibujos.Cortesía

La fundación Pa’Arriba Ecuador tiene un extenso archivo de pequeñas piezas de arte que cobran importancia por su contenido. No todas son estéticas, pero en ellas está reflejado lo que sienten hombres y mujeres de todas las edades sobre la violencia.

Hay cuadros explícitos que muestran a mujeres golpeadas, otros de personas que gritan y uno de un útero y ovarios en tachos en rojo con una X. Todos van acompañados de una frase que se repite: “¡No más!

Esas imágenes surgen de los talleres que dicta la fundación como parte de su tarea de prevención de la violencia de género. Pero no solo las mujeres expresan lo que sienten. Lo hacen también los hombres, como uno que pintó a una mujer llorando, pero con flores que crecen bajo sus pies.

Cultura

Un café y pinceladas para resistir el encierro

Leer más

Hay también notas musicales que salen de cuadros y unas líneas básicas que quieren mostrar a una señora en una casa junto a sus tres hijos. Ella, aunque no había pintado desde que era una niña, quería plasmar con esos trazos que se puede emprender y salir del círculo del maltrato.

Lisa Markovits, quien dirige la fundación en Ecuador, dice que el arte se ha convertido para muchos en una vía de desahogo y de aprendizaje.

La mejor manera de llegar a una persona que ha sufrido violencia es a través del arte.

Lisa Markovits, directora de la fundación

A través de la música, la pintura y el teatro, muchos se han dado cuenta de su realidad. Por ejemplo, ha visto a hombres que en los talleres reconocieron la forma en que trataban a sus parejas. Antes pensaban que lo que hacían no era maltrato, sino una forma de tener el poder en la casa.

Hay casos también de quienes aceptaron que su matrimonio no era sano y buscaron una forma de cambiar esa realidad.

Arte
Como parte de los talleres ‘De oruga a mariposa’, se trabaja en empoderar a las mujeres.Cortesía

El arte no solo ayuda a que se expresen, sino además a que las víctimas se den cuenta de que no están solas. Al final, es un momento de reflexión y de inspiración.

Estas actividades son lideradas por esta organización que hace poco se activó de manera formal y que es parte de Pa’ arriba Foundation, de Estados Unidos. Además, se trata un proceso que inició hace ocho años con el proyecto ‘No más Ecuador’.

Arte

Cartas entrelazadas para un ritual de despedida

Leer más

La fundación brinda talleres a personas vulneradas, pero también a comunidades, colegios y empresas, porque su objetivo es que toda la sociedad debe estar integrada para erradicar la violencia. Asimismo, ofrece ruedas de diálogo semanales para que el que necesite desahogarse y sanarse pueda participar.

Los temas los propone la comunidad y son diversos: desde violencia y depresión hasta salud y desempleo. Allí comienza un cambio para dejar de ver como normal algo que no lo es.

Arte
Cada uno de los participantes de los talleres muestra su sentir sobre el maltrato y cómo enfrentarlo.Cortesía

Proyectos

Entre las iniciativas están ‘Conversando con tu veci’, cuyo fin es crear redes comunitarias sólidas para mejorar la salud física y mental; y ‘Oye Sara’, para difundir sobre los derechos humanos.