Buenavida

Fundación educativa innovó métodos para recaudar fondos

Niños con Futuro ideó conciertos virtuales, además de bingos, rifas y campañas en Gofundme, para continuar entregando las becas a sus 480 estudiantes

Fundación
La fundación Niños con Futuro entregó a las familias varios kits de productos.Cortesía

La tradicional ‘Cena de Vida’ de la fundación Niños con Futuro se transformó este año debido a la pandemia y se convirtió en un concierto virtual. Esta vez no hubo una gran reunión en el Club de La Unión como en otros años, sino un encuentro con artistas a través de YouTube, que logró reunir 450 adhesiones.

El grupo de voluntariado estaba complacido con la respuesta. La transformación de su mayor evento de recaudación del año fue un éxito. Los auspiciantes no les fallaron y tampoco el público, que luego recibió en sus hogares una cena temática de la India, cuenta Ángela Hidalgo, directora comercial de la fundación.

Niños con Futuro no se detuvo en tiempos de pandemia y la crisis fue para la agrupación una manera de idear maneras distintas de conseguir fondos y seguir así otorgando becas estudiantiles a más de 480 niños y niñas de sectores vulnerables de Guayaquil de la Unidad Educativa Felipe Costa Von Buchwald.

Arte

Dibujos que se vuelven un desahogo frente a la violencia

Leer más

El concierto virtual fue solamente una muestra. Hubo también bingos y rifas solidarias, campañas de recaudación por Gofundme, talleres por Zoom y transmisiones de música en vivo con la ayuda de artistas y empresas.

“Lo más innovador que tuvimos fueron los eventos que hicimos por Zoom, porque era totalmente nuevo. Dábamos clases de diferentes temáticas con influencers que nos ayudaron. Ellos nos ofrecían de manera gratuita una clase y nosotros cobrábamos el acceso. Por 10 dólares podías tener una clase de postre con Diana Carrión o de maquillaje con Andrea Navarrete”, recuerda Hidalgo. Descubrieron que a las personas les gustaba ayudar y al mismo tiempo aprender.

Estos eventos permitieron además donar aparatos electrónicos que varios alumnos requerían.

Y aunque la educación virtual se convirtió en un desafío, también fue para los estudiantes la posibilidad de desarrollar la capacidad de ser autodidactas y realizar actividades divertidas e innovadoras, como usar aplicaciones para editar videos, ver documentales, crear utensilios con elementos que hay en los hogares, fomentar la lectura y, por ende, crear ensayos académicos.

Fundación
Hubo además donación de tabletas para los estudiantes que no tenían equipos electrónicos.Cortesía

Como parte de este proceso se desarrolló ‘La fiesta de la lectura’, de manera online. Se realizó un video que contó con la participación de alumnos desde primero hasta tercer año de bachillerato. El tema de este año fue ‘A través de la ventana, puedo ver’.

Los huertos familiares también tuvieron su espacio virtual, pues era una manera de lograr que las familias aprendieran a producir sus propios alimentos, lo que generaría como efecto un ahorro en la economía familiar.

El equipo de voluntariado destacó que la pandemia no frenó la solidaridad de los ecuatorianos y que la crisis permitió la reinvención de varias instituciones como la suya, para poder seguir operando.

Fundación

Un gol por el bienestar de los niños vulnerables

Leer más

Para la fundación guayaquileña fue asimismo la oportunidad de adaptarse al cambio, pues aprendieron a transformar lo presencial y tradicional hacia el mundo tecnológico. Para el nuevo año tienen previstas nuevas actividades, que irán innovando según las necesidades y los desafíos que se presenten en el camino.

Fundación
La agrupación dictó talleres virtuales a los estudiantes sobre los huertos familiares.Cortesía

  • Historia

Niños con Futuro es una entidad sin fines de lucro que desde 1996 brinda formación escolar, cultural, física y espiritual a niños desde los 5 hasta los 18 años de edad y a sus familias.