Buenavida

La derrota de tu equipo de fútbol puede llevarte al hospital

Si pierde en casa, los riesgos de sufrir un infarto son mayores. Un estudio indica que los hombres son los más propensos a ser hospitalizados 

Fútbol
El estrés que se vive durante la derrota del equipo favorito de fútbol afecta más a los hombres.Freepik

Si eres de aquellos que se transforma cuando juega su equipo favorito de fútbol y se amarga ante la derrota, sería bueno que empieces a controlarte si no quieres que esto cause un daño a tu salud.

Un estudio presentado en la plataforma científica de la Sociedad Europea de Cardiología muestra que la pérdida de su equipo favorito lleva a muchas personas a ataques cardíacos, especialmente en los aficionados hombres con algún riesgo asociado.

Los investigadores consideran que el estrés mental y emocional es lo que conduce a esa complicación cardíaca.

Café

Así debes preparar el café para hacerlo más saludable

Leer más

Para saber cómo influye un partido en la salud de los aficionados, el equipo de científicos analizó el rendimiento del equipo de fútbol Jagiellonia Bialystok, de Polonia, y lo comparó con el número de hospitalizaciones por síndromes coronarios agudos, es decir de infarto de miocardio y angina inestable.

Fútbol
Los investigadores piden que los aficionados controlen sus emociones durante los partidos.Freepik

Los participantes fueron 10.529 pacientes ingresados por estas causas en el Hospital Clínico de la Universidad Médica de Bialystok entre 2007 y 2018 y de una edad media de 66 años.

En ese periodo, el equipo jugó más de 450 partidos tanto nacionales como europeos. La sorpresa fue que cuando perdían un partido en casa, las cifras mostraban un aumento del 27 % de las hospitalizaciones de hombres por este síndrome. En las mujeres no ocurrió lo mismo.

Aceite de oliva

Consume aceite de oliva para proteger a tu corazón de los infartos

Leer más

Este estudio se suma a otros que muestran también cómo esa forma en la que vivimos un partido de fútbol puede afectarnos. Investigadores de la Universidad de Oxford hicieron un test de saliva de los fanáticos brasileños durante la derrota ante Alemania en las semifinales de la Copa Mundial 2014. Allí hallaron niveles de cortisol disparados (perdieron 7 goles a 1), lo que en muchos casos elevaba la presión arterial y la tensión en el corazón.

Los investigadores sugieren no tomarse tan en serio los partidos, especialmente si eres un paciente cardíaco.