Buenavida

Obesidad infantil: riesgos y consejos para prevenirla

La nutricionista Betsy Aguirre explica cuáles cómo los padres pueden guiar a sus hijos a una vida saludable a temprana edad.

Alimentación
Los padres son los responsables de enseñar a los niños a tener una buena alimentación.freepik

La obesidad se ha convertido en una problemática a nivel global y su prevalencia continúa aumentando día a día tanto en niños como en adolescentes. En Ecuador, según la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, tres de cada 10 niños en edad escolar presentan sobrepeso y obesidad.

La nutricionista Betsy Aguirre Endara comenta que unas de las causas principales por las que un pequeño podría tener esta condición puede ocasionarse por dos factores: ambientales o genéticos. Al hablar del primero, se hace referencia a una mala alimentación (generada por una alta ingesta de azúcares o grasas saturadas), y el sedentarismo. “Ya cuando se refiere a los factores genéticos podría ser por antecedentes patológicos familiares. Entre ellos, si la mamá tuvo sobrepeso u obesidad en el embarazo”, dice Aguirre.

Además, aunque ahora los menores de edad no asisten a las instituciones educativas y no tienen la tentación de comer de forma no saludable en los recreos, en muchos hogares se mantiene el mismo patrón (o inclusive pudo haber aumentado), al pasar la mayor parte del tiempo en casa. “Esto se ocasiona porque el rol de padres no se estaría ejerciendo de la mejor forma. La responsabilidad de que el niño coma bien o no recae en los cuidadores. Ellos deben inculcar buenos hábitos alimenticios desde temprana edad”, añade la experta.

Consejos

Es recomendable hacer una lista de compra porque la buena alimentación empieza desde la selección de cualquier alimento. Incremente el consumo de frutas y verduras. Y reduzca la adquisición de comida alta en azúcar, procesada y frita.

Anímese a planificar un menú y fraccione la ingesta total de comida diaria en cinco raciones (desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde y cena), para que el pequeño se mantenga saciado. “Es de gran utilidad si se presentan los alimentos en platos atractivos, en porciones moderadas y adecuadas para el niño. No olvide utilizar métodos de cocción más saludables como al vapor, hervidos, asados, a la plancha o en baño maría”.

También involucre al niño en la selección y preparación de los alimentos para que sea una actividad divertida para ellos. Y finalmente, fomente al menor un horario fijo para comer sin distracciones (como el televisor y el celular), para que el menor no se entretenga y mantenga toda la concentración en su comida.

Opciones de snacks saludables

  • Frutos secos (como pistachos y nueces).
  • Frutas con mantequilla de maní.
  • Yogurt griego.

Riesgos

Si no existe una buena alimentación, Aguirre añade que pueden existir complicaciones a corto o largo plazo como: la prediabetes, enfermedades cardiovasculares, problemas óseos, colesterol alto e inclusive, hasta enfermedades hepáticas.

No olvide

Para disminuir el riesgo de sobrepeso u obesidad, los padres también deben fomentar el descanso y la actividad física (ya sea un deporte o un juego), para que su hijo se mantenga activo al menos 60 minutos diarios.

Alimentos

7 alimentos para una buena salud cerebral

Leer más

Debe saber

A partir de los seis meses de vida que inicia la alimentación complementaria, no se aconseja agregar a los alimentos sal o azúcar porque no aportan ningún nutriente extra para su crecimiento. “Si se desea, una vez que cumpla los dos años, se puede ir incluyendo de forma mínima”, dice Aguirre.