Buenavida

Come frutos secos y eleva tus defensas

Una nutricionista explica los beneficios de estos alimentos y cuál es la cantidad correcta que debes consumir al día.

Frutos secos
Come un puñado de frutos secos al día para fortalecer tu sistema inmunológico.Pexels

En estos tiempos de pandemia, debido al coronavirus, nos preocupamos aún más por fortalecer nuestro sistema inmunológico. Sabemos que los hábitos de vida saludable, como una alimentación equilibrada, en que la se debe incluir vegetales, frutas, granos, cereales integrales y proteínas, nos ayudarán en nuestro objetivo, además de realizar actividad física y tomar agua, y; por supuesto, la reducción o eliminación de grasas saturadas y de alimentos procesados

sal

El exceso de sal debilita tus defensas

Leer más

Pero hay algo más que podemos hacer y que seguro nos gustará: agregar frutos secos a nuestra dieta.

La nutricionista Glenda Tandazo recuerda que los tres nutrientes más importantes para fortalecer nuestro sistema inmune son el selenio, el zinc y la vitamina B6 y que estos alimentos los tienen. Poseen además vitamina E, un potencial antioxidante que estimula la producción de anticuerpos.

La profesional explica algunos de sus beneficios, cuál es la manera correcta de consumirlos y qué pasa si los comemos de más:

  • Los frutos secos como nueces, almendras, avellanas, pistachos y maní, semillas de girasol (pipas), semillas de sésamo, y las semillas de calabaza, se deben consumir en su estado natural y evitar los que contienen sal o los fritos porque reducen sus beneficios.

  • Estos se componen principalmente de: grasas buenas Omega3 y 6, es una proteína de origen vegetal, contienen fibra, vitaminas del grupo B y E, así como minerales, selenio, magnesio, potasio, calcio, fósforo, hierro, zinc, entre otros.

  • Es un alimento muy apropiado para personas vegetarianas.

  • Podemos consumir 20 gramos diarios, que es un ¼ de taza o lo que entre en tu puño cerrado.

  • El mejor momento para comerlos es en la media mañana o la media tarde.

  • Es un alimento muy energético para niños y deportistas.

  • Los niños cuyas madres consumen frutos secos durante la gestación, tienen una mejor función cognitiva.

  • Protegen y revitalizan la piel y mantienen buen estado del cabello y evitan su caída.

  • El consumo diario de frutos secos te protege de enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes y obesidad, ayudan a bajar el colesterol malo y aumentan el bueno, previenen la osteoporosis, equilibran los niveles de glucosa, mejoran la memoria, la concentración, el sueño, el sistema nervioso y reducen el riesgo de Alzheimer.

  • Son contraindicados para aquellas personas que sean alérgicas a los frutos secos.

  • Un consumo excesivo puede dificultar la absorción de algunos minerales como el calcio o el hierro debido a los antinutrientes que poseen la mayoría de frutos secos.

  • Además, comerlos en exceso puede causar sobrepeso, gases, indigestión, entre otros.