Los beneficios de la gimnasia acuática para deportistas y embarazadas

  Buenavida

Los beneficios de la gimnasia acuática para deportistas y embarazadas

También es ideal para personas de la tercera edad y bebés. Favorece el movimiento y recuperación luego de una lesión o cirugía.

gimnasia acuática
La gimnasia acuática puede ser realizada por personas de todas las edades.Shutterstock

Si usa una bicicleta estática bajo el agua puede fortalecer sus fibras muscular sin el riesgo de sufrir una lesión. Esto y más, es posible gracias a la gimnasia acuática o hidroterapia, actividad en la que el cuerpo se ejercita todo el tiempo dentro de una piscina temperada.

Gabriel Zurita, licenciado en Terapia Física y experto en la técnica, explica que al estar en ese ambiente “se crea una presión hidrostática e hidrodinámica, las cuales hacen que el peso del cuerpo sea más ligero (disminuye de un 10 a 15 %) y que los movimientos que se hagan generen una presión diferente a la que causarían si se hicieran en tierra”.

Implementos

Las posibilidades para trabajar bajo el agua son casi infinitas. Se pueden usar pelotas medicinales, bandas elásticas, barras de suspensión, pesas y hasta bicicletas estáticas. Cada herramienta será escogida por el especialista dependiendo de la necesidad del paciente. “Se puede hacer los mismos ejercicios que se hacen en el piso, pero dentro del agua el cuerpo siente menos peso, trabaja más rápido y necesita menos esfuerzo”, dice Zurita.

Para deportistas

Existen distintos tipos de terapias, entre ellas: la preventiva, de relajación, movilidad y recuperación física en caso de existir un desgarre muscular. Según el profesional, los deportistas son quienes más recurren a la hidroterapia porque al entrenar de forma constante, están más propensos a lesiones o cirugías. 

Como prevención, si se hace dos terapias a la semana, estimula al cuerpo para que logre trabajar de una manera prolongada, mejora el nivel muscular y ofrece la posibilidad de que el organismo sea capaz de soportar mayores cargas de peso. En el caso de que ya exista una molestia física, la gimnasia acuática permite que el tiempo de recuperación sea más rápido y no se pierda la movilidad de la zona por el periodo de descanso.

Temperatura del agua

-Fría: es de 15 grados aproximadamente. Al existir un contraste entre la temperatura cálida del ambiente y el agua de la piscina, se logra que exista una vasoconstricción, es decir, disminución del flujo sanguíneo. “Esto logra un efecto antiinflamatorio y mayor posibilidad de que disminuyan los edemas”, dice Zurita.

-Tibia: es de 20 a 25 grados. El calor crea una vasodilatación o aumento del flujo sanguíneo que en las fibras musculares, causa un efecto analgésico para reducir el dolor y favorece la relajación a quienes atraviesan una contractura.

Otros beneficios

Imagen shutterstock_1100074055
Se puede usar la bicicleta estática dentro del agua.Shutterstock

-Aumenta la flexibilidad.

-Ayuda a romper barreras mentales a quienes tienen miedo de ejercitarse luego de un accidente, cirugía o lesión grave.

-Mejora la respiración porque al estar en el agua se hace un esfuerzo mayor para respirar, lo cual a largo plazo fortalece los músculos involucrados en este proceso. 

-Para los bebés, a partir del año y medio, es una actividad de estimulación temprana.

-A las personas de la tercera edad las ayuda a retomar el movimiento sin dañar las articulaciones principalmente en los hombros, brazos, cadera y piernas. Ideal para quienes usan caminadoras o sillas de ruedas porque les cuesta caminar.

En el embarazo

Imagen IMG-20141105-WA0033
Mujeres embarazadas haciendo gimnasia acuática.Shutterstock

Haya o no practicado ejercicio antes de la etapa de gestación, Marcela Galeano, profesora de Educación Física especialista en el embarazo y posparto, resalta que “lo peor que puede hacer una mujer embarazada es quedarse quieta. Es ahí cuando entra en escena la gimnasia acuática porque es una actividad aeróbica que ayuda a ganar elasticidad, amortiguar los dolores, mantener una buena postura de la columna y disminuir el riesgo de problemas en las articulaciones que se presentan principalmente, los últimos meses antes de dar a luz”. 

Esta metodología se la puede fusionar con yoga u otras actividades de mínimo impacto en el piso. Otra de sus bondades es que se maneja la inteligencia emocional para que la mujer aprenda a controlar el dolor y distender el suelo pélvico, apropiado para quienes vayan a tener parto natural. Es fundamental verificar que, antes de cada sesión, la piscina haya sido limpiada y que las clases sean individuales o de máximo seis personas para evitar infecciones urinarias. Antes y después de la rutina se recomienda controlar la frecuencia cardiaca.

Foto de Sistema Granas(30781235)

Aeroyoga, concentración y diversión desde lo alto

Leer más