¡Anímese a adoptar una mascota!

  Buenavida

¡Anímese a adoptar una mascota!

La psicóloga Valeria Ortiz explica de qué forma los perros y gatos pueden fomentar una mejor salud psicológica.

Mascota
La interacción con perros y gatos también fomenta la disminución de la tensión, fatiga y ansiedad.Shutterstock

Si está pensando incluir una mascota como nuevo miembro del hogar en Navidad o en cualquier época del año, es importante que sepa que esta decisión incluye varias bondades para su salud psicológica.

Así lo asegura la psicóloga Valeria Ortiz, quien añade que la adopción de un perro o gato debe ser tomada en consenso familiar, con mucha madurez y responsabilidad, porque es la vida de un ser vivo que requiere de cuidado y atención. 

Niños más responsables

La psicóloga añade que contar con un ‘peludo amigo’ puede ser de mucha ayuda para los pequeños que tienen dificultad para relacionarse socialmente, sufren problemas emocionales o de conducta. “Las mascotas les ayudan a expresarse y desarrollar su lado más tierno, juguetón o alegre”, explica. Además, actúan como un estabilizador de la conducta infantil, debido a que ayudan a que los niños disminuyan las señales de agresividad con sus allegados.

“Es importante que los padres les expliquen a sus hijos cuáles van a ser las obligaciones que van a tener con las mascotas, como bañarlos, darles de comer o pasear, para que de esta forma aprendan a ser más responsables y organizar mejor su tiempo”, dice.

Menos estrés

A toda edad, la interacción con perros y gatos también fomenta la disminución de la tensión, fatiga y ansiedad que genera el trabajo o familia. “Los animales nos aceptan tal como somos y si estamos frente a ellos enojados o tristes, ellos perciben eso de nosotros y buscan jugar o estar más apegados”, menciona la experta.

¿Y los adultos mayores?

Si viven solos, los perros otorgan una sensación de seguridad y compañía al suplir el acompañamiento de algún familiar o pareja. “Aunque la soledad es bastante frecuente en adultos mayores, de forma general no se recomienda en absoluto que nadie esté aislado totalmente, porque esto puede afectar gravemente el nivel anímico”, añade.

Tecnología

¡Más cerca estando lejos!

Leer más

Los animales también ayudan a las personas de tercera edad (que usualmente no trabajan) a distraerse, estar activos y que se sientan con más valía al ser responsables de un ser vivo.