Buenavida

Más allá del placer: Lo que debes conocer acerca de la masturbación

Además de ser la práctica sexual de menor riesgo en tiempos de coronavirus, el autoerotismo tiene otras ventajas para la salud.

Juguete sexual. Foto: Canva. Imagen usada originalmente 17 de julio de 2020.
La organización Planned Parenthood describe a la masturbación como "la manera más segura de sentir placer sexual ya que no hay riesgo de embarazo o ETS".Canva
Dulce de Leche

Juguetes sexuales 'a domicilio', una oportunidad de negocio en Guayaquil

Leer más

Nueva normalidad, nuevas prácticas sexuales. En las últimas semanas, en el marco de la emergencia sanitaria del COVID-19, se ha difundido una serie de pautas a tomar en cuenta para una intimidad más segura: se ha recomendado, como lo vimos ya en este artículo, evitar los besos e implementar el uso de mascarilla; pero hay una actividad —una vieja conocida, aunque históricamente relegada— a la que se ha exceptuado de permanecer en cuarentena: la masturbación. ¿El motivo? Porque con o sin pandemia es una de las menos riesgosas para la salud.

En mayo pasado, considerado justamente el mes de la masturbación, un documento publicado en Annals of Internal Medicine la clasificaba como una práctica de “bajo riesgo de infección” del nuevo coronavirus; mientras que semanas antes, a finales de marzo, el Departamento de Salud de Nueva York, EE.UU., difundía el siguiente recordatorio a los ciudadanos: “eres tu pareja sexual más segura”, en un comunicado que también instaba el lavado de manos por 20 segundos, antes y después de la manipulación de los genitales.

Pareja

Los beneficios de usar juguetes sexuales

Leer más

Su importancia para el bienestar no radica únicamente en ese aspecto, pero como lo señala a Bustle la historiadora del sexo Hallie Lieberman se registra una desestigmatización debido a la forma en que las autoridades se han pronunciado al respecto en los últimos meses. A ese medio, la autora de Buzz: A Stimulating History of the Sex Toy dijo que “se ha vuelto menos tabú ahora” porque las fuentes oficiales la promueven, agregando que iniciativas como esa podrían lograr que deje de percibirse como algo vergonzoso, una de las características que se le ha atribuido —erróneamente— a través del tiempo.

Y es que, aún con ese reciente ‘semáforo en verde’, en general quedan muchos pendientes sobre esta asignatura. Algunos se reflejan en las consultas que profesionales como la quiteña Paola Pérez, máster en Sexología Clínica, reciben frecuentemente. “La pregunta inicial que la mayoría de pacientes me hacen es: ‘¿está bien que me masturbe o no?’”, indica la también posgradista de Medicina Familiar a Buena Vida de Diario EXPRESO, y asegura que no solo es recomendable, sino obligatorio y fundamental tanto para hombres como para mujeres. Esto, independientemente de si se trata de una persona soltera, con pareja o casada.

La experta de 35 años, quien considera que para poder mejorar como sociedad “debemos hablar libremente de nuestra sexualidad”, apunta que una persona primero tiene que autoexplorarse, describiendo esta acción como “lo correcto según la educación sexual” y como la vía adecuada para que esta pueda conocer su propio cuerpo, sus puntos erógenos y cómo le gusta ser estimulada. Pero, de nuevo, hay más ‘bondades’ de esas sesiones a solas para la salud física y mental.

  • MÁS ALLÁ DEL PLACER: LOS OTROS BENEFICIOS

Sexo en tiempos de coronavirus. Foto: Pexels.

Sexo en tiempos de COVID-19: ¿Es posible?

Leer más

Una práctica más segura

La organización Planned Parenthood, proveedora estadounidense de servicios de salud reproductiva, describe a la masturbación como más segura que cualquier otro tipo de acto sexual —y no solo en tiempos de coronavirus— debido a que “no puedes quedar embarazada ni contraer ninguna enfermedad de transmisión sexual (ETS)” al hacerlo de manera individual y tomando precauciones como el lavado de manos y de juguetes sexuales.

Advierte, sin embargo, que sí hay posibilidad de contraer una ETS si la masturbación se realiza con una pareja: “Hay riesgo en todo momento que el semen o fluidos vaginales entran en contacto con el cuerpo de otra persona o los genitales se frotan entre sí. Si tocas los genitales de la otra persona, lava tus manos antes de tocar tus genitales”. Asimismo, insta a usar protección si se comparten juguetes sexuales con alguien más pues también podrían propagarse ETS a través de estos, por lo que recomienda colocarles condones.

Menos estrés y mejor sueño

Menstruación: Foto: Canva.

Sexo y menstruación: ¿Puedes tener relaciones durante el periodo?

Leer más

En entrevista con Insider, Nicole Prause, neurocientífica y fundadora de la compañía de biotecnología sexual Liberos, indica que gran parte de la evidencia de los beneficios para hombres y mujeres está más relacionada con el orgasmo que con la masturbación. Y es que al llegar al clímax, el cuerpo libera una serie de hormonas que desembocan en un estado de bienestar general: las endorfinas, oxitocina y serotonina.

Pero, ¿cuál es la acción de este trío sobre el organismo? Las primeras contribuyen a la reducción del dolor, funcionando como un analgésico natural, que podría ayudar con dolores menstruales; la segunda ayuda a regular el estrés y el miedo, además de ser considerada la hormona de los vínculos emocionales; mientras que la tercera también contribuye a disminuir el estrés y a equilibrar el estado de ánimo.

“Como resultado, la masturbación que produce el orgasmo puede venir con numerosos beneficios para la salud como: mayor relajación, menor estrés y ansiedad, mejor sueño, dolores de cabeza aliviados, mejor sexo en pareja y mayor satisfacción sexual”, publica Insider.

Fortalece el sistema inmunológico

parejas-jovenes-sexualidad-estados-unidos-sexo

Los jóvenes de Estados Unidos nunca han tenido tan poco sexo como ahora

Leer más

Otro de los beneficios, destaca Pérez, es el de fortalecer el sistema inmunológico. “Tiene que ver mucho con la parte hormonal. En este caso, sería de la inmunoglobulina A en el organismo. Cuando uno tiene orgasmos hay una mayor secreción de inmunoglobulina, que es lo que me ayuda a defenderme de ciertas infecciones, ciertas enfermedades, a nivel general”, explica la sexóloga clínica.

  • AUTOESTIMULACIÓN: LOS MITOS Y PREJUICIOS

Sin embargo, la masturbación continúa rodeada de mitos: desde que puede causar acné y la caída del cabello hasta generar infertilidad y provocar una pérdida de la sensibilidad si se practica constantemente. “Nada de eso es real”, sostiene Pérez, y comenta que es justamente el de la frecuencia uno de los temas que más inquietud genera entre sus pacientes: “la segunda pregunta que casi siempre me hacen es cuántas veces es normal”. Agrega que “no existe un dato estadístico oficial que me diga cuántas veces es normal masturbarme o no; como no lo hay sobre cuántas veces es correcto tener relaciones sexuales con mi pareja en la semana, al día”.

Pareja

Cómo llevar una relación de pareja en época de pandemia

Leer más

La frecuencia de la autoestimulación, sobre la que se mantienen una serie de prejuicios, es además una de las cuestiones sobre las que más se miente. Una investigación realizada por TENGA, una marca de juguetes sexuales japonesa, para la que se encuestó a 10.000 hombres y mujeres en nueve países, entre esos EE.UU., expone que el 40 % de los estadounidenses ha mentido sobre sus hábitos de masturbación: generalmente, acerca de si lo hacen o no, qué tan a menudo lo hacen y qué ven o piensan en ese momento. Esto a pesar de que, según este reporte de 2019, entre el 80 y 90% considera que la masturbación tiene un efecto positivo en la mayoría de los aspectos de sus vidas, incluidos su estado de ánimo, salud, energía y niveles de productividad, y sus relaciones y matrimonios.

Pero cuando de prejuicios se trata, los que apuntan a la sexualidad femenina son especialmente notables. El despertar sexual en las mujeres es normal, “pero que está más difundido el hecho de que el hombre se masturbe y la mujer no”, comenta la sexóloga quiteña. Considera que la base de esa percepción es el machismo, pues a “la mujer la tienen como una persona únicamente para procrear, mas no como a una persona que también tiene derecho a sentir placer”.

Pérez enfatiza que tanto el hombre como la mujer tienen derecho al placer: “Tenemos que autocomplacernos, autoconocernos y eso lo hacemos por medio de la masturbación”.