Buenavida

Sexo y menstruación: ¿Puedes tener relaciones durante el periodo?

Esta práctica, aunque rodeada de prejuicios, es segura y podría traer beneficios. Esto es lo que debes saber.

Menstruación: Foto: Canva.
Un estudio, para el que se encuestó a 95 mil personas, expone que el comportamiento sexual de estas cambió con la llegada de la regla: únicamente el 15 % mantuvo sus prácticas habituales.Canva

¿Debes frenar tu vida sexual durante el periodo? Si llegaste a este artículo con esa duda, esta es la respuesta corta: no hay luz roja. Hay quienes mantienen su actividad; también quienes deciden hacer una pausa durante ese momento del mes: lo cierto es que es una decisión personal. Sin embargo, esta práctica, aunque rodeada de mitos y prejuicios, es segura y podría traer beneficios. 

Menstruación

8 razones para que tu menstruación se vuelva loca

Leer más

Lo primero que se debe hacer —apunta la sexóloga clínica, Paola Pérez— es dejar de pensar en la menstruación como si se tratara de una enfermedad, sino como lo que es: un proceso fisiológico. “Popularmente se dice ‘estoy enferma’. Eso es algo incorrecto porque no estoy enferma de absolutamente nada”, dice la también posgradista de Medicina Familiar.

“Si es un proceso fisiológico normal, ¿por qué debería dejar de tener sexo durante esos días?”, cuestiona Pérez, y advierte que incluso podría registrarse un aumento del deseo sexual; pero que la actividad erótica se limita debido a una serie de prejuicios que se mantienen en torno al periodo y que potencian sentimientos como la vergüenza.

Un estudio realizado por Clue y Kinsey Institute, para el que se encuestó a 95 mil personas de 200 países, expone que el comportamiento sexual de estas cambió con la llegada de la regla: únicamente el 15 % mantuvo sus prácticas habituales; mientras que el 49 % evitó la actividad sexual genital; el 21 % eludió cualquier actividad sexual, incluso no genital; y el 41 % prescindió de cualquier contacto sexual con sus propios genitales y se centró específicamente en estimular a su pareja.

Esta investigación, que analizó el efecto de la menstruación en la sexualidad y el uso de condones, señala como potenciales motivos a las creencias sociales y los tabúes sobre la higiene, al temor a manchar sábanas y ropa, y a las molestias que podrían afectar la libido.

Cólico

Escoge mejor los alimentos durante tu ciclo menstrual

Leer más

“Siempre hemos pensado que la sangre es algo sucio o malo, incluso desde el punto de vista religioso”, asegura Pérez, y recuerda que la Biblia menciona, en el Antiguo Testamento, que cuando una mujer está menstruando, “debe apartarse del campamento donde estaba por ser considerada impura”.

“Lastimosamente, seguimos siendo un país y una sociedad bastante religiosa y educada en base a eso, a esos machismos, en donde se sigue viendo como algo impuro”, añade.

  • SEXO Y PERIODO: LOS MITOS

Uno de los mitos más extendidos es que tener sexo durante la menstruación supone un riesgo. “No es peligroso tener relaciones durante la regla: dependerá de la libido de la mujer y de su estado de bienestar”, explica la doctora Fanny Soto, especializada en cirugía ginecológica.

Copa menstrual

La copa menstrual tiene sus beneficios y riesgos

Leer más

Otro de los más comunes es que mientras corre el periodo no puede haber embarazos. “Esto no es una realidad absoluta: tiene una relación directa con el ciclo menstrual y el control de este”, sostiene la ginecóloga.

Aunque es menos probable al inicio de la menstruación, si la relación sexual se da en los últimos días y la mujer tiene ciclos irregulares y muy cortos puede haber embarazo, esto debido "al largo periodo de vida de los espermatozoides”, que alcanza hasta las 72 horas; pero se han registrado ciertos casos en los que "se observan vivos hasta cinco días".

Acerca de si aumentan las probabilidades de adquirir enfermedades de transmisión sexual en esa etapa, Soto advierte que “no hay evidencia de que haya un mayor riesgo de contraer ETS, si esas existen o no en la pareja”; no obstante, si hay infecciones sin tratamiento en la zona vaginal, “pueden ascender hacia la cavidad uterina teniendo como factor favorecedor una dilatación leve del canal endocervical”. Recalca que la protección es fundamental.

  • MENOS CÓLICO Y MÁS SENSIBILIDAD

Existen factores favorecedores para que las relaciones sexuales en este momento del mes resulten especialmente placenteras, entre estos, el aumento de la vascularización y de la sensibilidad a nivel vaginal, indica Soto.

Sexo en tiempos de coronavirus. Foto: Pexels.

Sexo en tiempos de COVID-19: ¿Es posible?

Leer más

Las endorfinas y oxitocina, sustancias liberadas durante el orgasmo, también cumplen un rol importante: la primera al actuar como un analgésico natural; mientras que la segunda, al propiciar una sensación de placer. A estos se “se suma la simbiosis entre el efecto que produce nuestra mente y la acción a nivel genital, manifestada por contracciones vaginales, lo cual atenuaría el dolor”.

Además de la disminución de dolores relacionados con los cólicos, la ginecóloga menciona que otra de las ventajas es que los fluidos y tejidos descampados del endometrio podrían funcionar como lubricante natural.

  • EL USO DE PRESERVATIVOS, EN 'REGLA'

Condón femenino y masculino.

Lo que debes saber del condón femenino

Leer más

Otro de los hallazgos reportados por Clue y Kinsey Institute es que se utilizó condones con menos frecuencia durante la menstruación, reduciéndose en un 15 %; asimismo, una de cada tres personas informó que no les preocupaba contraer una ETS, pese a no usar protección en esos días.

Además de recomendar mantener una buena higiene personal, destacando la importancia del aseo genital tanto para mujeres como para hombres, la sexóloga Paola Pérez insta a usar siempre preservativo masculino o femenino; sobre todo, cuando se trata de una pareja casual, ya sea con o sin regla de por medio. 

  • ROMPIENDO LOS TABÚES

Entre los principales inconvenientes para romper tabúes y atreverse a experimentar está la falta comunicación; pero también la inseguridad, ese temor a cómo va a reaccionar el otro, dice Pérez, quien considera primordial dialogar para conocer lo que ambas partes opinan al respecto y así poder analizar “hacia dónde puedo ir con mi pareja”.