Actualidad

Las subastas que impulsó el correísmo generaron menos recursos de los esperados

Entre 2016 y 2019, el Ejecutivo comercializó 835 bienes inmuebles

subastas inmobiliar
Inmobiliar organiza subastas a escala nacionalarchivo

Los errores del gobierno anterior se evidencian en todos los niveles. No solo se trata de grandes casos de corrupción o entramados de leyes que complicaron el crecimiento económico. Incluso en las subastas de bienes inmuebles se detectaron novedades.

En 2016, cuando Rafael Correa era presidente, el Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar) realizó diez subastas de bienes inmuebles. En total, se adjudicaron 95 propiedades (entre casas, oficinas, departamentos, terrenos, solares, bodegas, locales y parqueaderos) por 22,8 millones de dólares. El problema es que la valoración técnica de esos ítems superaba los 25,1 millones de dólares.

VEHICULOS

El gobierno subastó autos por 5 millones de dólares

Leer más

Lo dicho llama la atención porque, habitualmente, las subastas tienen un precio base, pero la recaudación es mayor porque las ofertas van hacia arriba. Durante el último año completo del correísmo, sin embargo, se obtuvo menos del precio mínimo esperado.

La situación cambió a partir de 2017, con Lenín Moreno como presidente. En ese año, desde mayo, se vendieron 96 inmuebles por 20,4 millones de dólares. El valor base era de un poco más de 15 millones. Es decir, el Estado ganó casi cinco millones más de lo que esperaba inicialmente.

Lo mismo pasó en 2018, datos de Inmobiliar muestran que en ese año se comercializaron mediante subasta 287 bienes inmuebles. La entidad encargada de las operaciones esperaba obtener al menos 49,5 millones de dólares, pero superó sus expectativas con una venta total por 56,3 millones de dólares. Un crecimiento de cerca de siete millones de dólares.

De ese valor se ha recaudado, porque los nuevos propietarios tienen facilidades de pago, 47,7 millones de dólares.

El año pasado se repitió la historia e incluso se vendieron más inmuebles. En total se ofertaron 354 propiedades con un valor base de 38 millones de dólares. El monto adjudicado ascendió a 39,2 millones. Una diferencia pequeña, pero positiva, de 1,2 millones de dólares.

En total, entre 2016 y 2019, el Estado logró vender 835 bienes inmuebles.

¿De dónde salieron esas propiedades? La mayoría son fruto de incautaciones que realizan entidades de control. Los delitos como el narcotráfico están acompañados, generalmente, de bienes que no pueden ser justificados por los investigados.