Actualidad

Precandidatos concuerdan en que se revise el presupuesto de las próximas elecciones

Desde el Consejo Nacional Electoral lo consideran "complicado" por procesos que se quedarían sin cumplir

CNE- correismo- Contraloría- suspensión
El Consejo Electoral aprobó un presupuesto de un poco más de 114 millones de dólares para la primera y segunda vuelta electoral.Captura de la sesión.

Coincidencias. Algunos precandidatos a la Asamblea Nacional por los distritos de Guayas concuerdan en que el presupuesto para las próximas elecciones debe ser revisado, pero no solo eso. Sino también en que la cifra que acordará el Ministerio de Finanzas con el Consejo Nacional Electoral (CNE) garantice la transparencia y la bioseguridad de los involucrados en el proceso del 7 de febrero próximo y, de ser el caso, de una segunda vuelta electoral.

Guillermo-lasso-apoyo.jpg

43 movimientos políticos locales apoyarán la candidatura de Guillermo Lasso

Leer más

Juan Pablo Hidalgo, precandidato a legislador por el distrito 1 bajo el auspicio del movimiento CREO, está de acuerdo que Finanzas y el CNE conversen, siempre que tengan como prioridad la austeridad y la eficiencia de los recursos para garantizar la seguridad de los involucrados. “Nos mantenemos en nuestra postura que el Estado no debe financiar la campaña política de los candidatos, ya que vivimos una crisis sanitaria y hay que ser empáticos con la realidad del país”.

CREO fue el único que envió una carta para devolver los recursos del fondo partidario al Ministerio de Finanzas y Guillermo (Lasso) ha dicho que los recursos destinados a la promoción serán devueltos. Nos mantenemos en la austeridad.

Juan Pablo Hidalgo, precandidato a legislador por el distrito 1 del movimiento CREO.

El CNE aprobó un presupuesto de un poco más de 114,3 millones de dólares para organizar la primera y segunda vuelta electoral. A los que hay que sumarle un poco más de 20 millones de dólares para el gasto de promoción electoral, es decir, el pago de franjas publicitarias en radio, prensa escrita, televisión, vallas publicitarias y medios digitales. Estos rubros vienen de dinero público.

El comunicado del Ministerio de Finanzas, aunque no utiliza específicamente esta palabra, entrelíneas da a entender que el presupuesto es excesivo. “La Cartera de Estado explicó a través de una carta enviada al CNE que el presupuesto de 114,3 millones de dólares solicitado es 14,7 % superior al utilizado en los comicios de 2017 y 56 % mayor en comparación al del 2019”.

No obstante, desde el Consejo Electoral lo ven complicado. El consejero electoral, José Cabrera, considera que una reducción podría quedarse procesos sin cumplirse. 

Marcos Molina, precandidato a asambleísta en el distrito 2 por la Izquierda Democrática, cree que las condiciones actuales obliga al CNE a ser prudente en los gastos. “El Estado no está para regalar. Cualquier dinero es poco para cuidar la salud de los ecuatorianos, indemnizar a los familiares de los fallecidos por pandemia... Cada vez es menor el tiempo de campaña por lo que debería achicarse más el presupuesto”.

Por mi lado recorreré a pie. Llevaré mi megáfono y panfletos y la gente me conoce. Encontraré en el pueblo la respuesta si soy o no el elegido, pero no dependerá de este tipo de presupuesto tan elevado de $ 114 millones. Vale la pena reflexionar la cifra.

Marcos Molina, precandidato a asambleísta en el distrito 2 por la Izquierda Democrática.

Jonathan Parra, precandidato a legislador en el distrito 3 por el movimiento Alianza PAIS, considera que la cita entre Finanzas y CNE debe centrarse en una revisión técnica del presupuesto respetando la autonomía “administrativa, financiera y organizativa del Consejo Nacional Electoral”.

Debido a la pandemia por el coronavirus, el mundo vive una grave crisis en todo sentido, por lo tanto, en el caso de Ecuador, por austeridad en gastos, es necesario que se busque la eficiencia en el manejo de los recursos públicos.

Jonathan Parra, precandidato a legislador en el distrito 3 por el movimiento Alianza PAIS.

Sin ánimo de defender al CNE, precisa Luis Almeida, precandidato a legislador en el distrito 1 por el Partido Social Cristiano, cree que el monto debe ser visto como una inversión más que un gasto. Que debe reducirse los rubros innecesarios, sí; sin dejar otros por fuera para luego “no decir que por falta de dinero no se hizo esto o aquello”.

Hay que invertir en la transportación, materiales electorales, bioseguridad de los miembros de las juntas receptoras del voto. No se puede correr riesgos que después se diga que no hubo cómo tomar los votos, que no hubo para llegar a tal sitio.

Luis Almeida, precandidato a legislador en el distrito 1 por el Partido Social Cristiano.