El plan de vacunación sigue siendo un enigma en el país

  Actualidad

El plan de vacunación sigue siendo un enigma en el país

El exministro Falconí dijo que había elaborado un protocolo en “72 horas”, pero Salud nunca lo hizo público. Otros estados de la región lo han transparentado

vacunacion-quito
Organización. La jornada de vacunación de la capital estuvo marcada por la desorganización durante la semana pasada, tras ello salió otro ministro.RENÉ FRAGA

Con cada cambio de ministro de Salud la pauta se repite: se advierte de los saltos de fila, se destapan casos, se asegura que se va a transparentar, se sigue ocultando y se va una cabeza. Llega la otra, se asegura que no se permitirá más saltos de fila, se destapan más casos, se asegura que se va a transparentar, se sigue ocultando y se va otra cabeza. Se posesiona a otra que asegura que se armaron nuevas directrices, sigue fallando la vacunación, se asegura que no volverá a pasar, se siguen ocultando las irregularidades y se vuelve a ir otra cabeza.

Y así es como Ecuador ha tenido cuatro titulares de Salud en el último año y, aparentemente, ningún plan de vacunación y menos una política de control de pandemia.

Mauro Falconí, quien hasta el miércoles era la cabeza sanitaria del país, llegó a asegurar que había elaborado, en las primeras 72 horas de su gestión, un plan que sus antecesores y especialmente el exministro que estuvo más tiempo, Juan Carlos Zevallos, nunca diseñó al detalle. Sin embargo, este funcionario nunca reveló su nueva planificación, pese a los insistentes pedidos de los gremios médicos y académicos y de las solicitudes de información de este Diario.

WhatsApp Image 2021-04-08 at 08.19.52

Más de 50 adultos mayores del geriátrico Más Vida siguen sin ser vacunados

Leer más

En la página del Ministerio de Salud solo reposan los mismos cinco documentos sobre el plan de vacunación que se subieron durante las gestiones de Zevallos y de su viceministro Rodolfo Farfán. En ellos, según el presidente Lenín Moreno,  solo hay “lineamientos generales”. “No era un plan estructurado que tenga metas y objetivos. Que marque con claridad incluso el manejo de la discrecionalidad con, por ejemplo, el sobrante de vacunas”, aseguró.

Pero, ¿qué debe tener un verdadero plan de vacunación para ser realmente efectivo?

Para Andrea Gómez, epidemióloga y salubrista que ha seguido de cerca la gestión sanitaria del Gobierno, lo primero que debe haber es la claridad de los procesos para evitar cruces de poderes y choque de decisiones. Luego: socialización, lo que han hecho muy bien países como Chile, Argentina, Colombia o México.

Se necesita una política de control de pandemia que tenga claridad de acciones, no se puede hacer planes cada vez que haya un nuevo ministro. Nadie conoce el plan.

Andrea Gómez,
epidemióloga y salubrista.

“En esos países han empezado por crear un comité técnico desde la academia, desde los que ya han trabajado en vacunación y que se basen todas las acciones en evidencia, es decir en qué ha funcionado”, señala.

La especialista asegura que es “imposible” que una sola persona haya creado un plan de vacunación en 72 horas, pues el diseño de este protocolo es “un proceso tan delicado que realmente necesita un análisis” del estado del sistema de salud, conocer cuáles son los recursos con los que se cuenta y también con cuántas vacunas se dispondrían para armar un calendario.

A1-6656359 (16656359)

Guayaquil emite nuevas resoluciones tras el término del estado de excepción

Leer más

“El problema es que aquí ni siquiera hay un calendario claro, hay equipos muy grandes, no hay especificidad, los grupos no se han basado en evidencia. Algunos grupos no cumplen con ninguna característica”, explica. Eso ha llevado, afirma, a que no se sepa ni siquiera a cuántas personas y a quiénes realmente se ha vacunado.

Y tiene razón. En un audio filtrado de una reunión entre el exministro Falconí y coordinadores zonales él les reclama por la falta de datos sobre las vacunas disponibles en el país.  “¿Qué pasa? ¿Por qué demonios no tenemos datos? Yo mismo recorrí los hospitales del país y estuve en las zonas, yo mismo hice los puestos de mando. ¿Qué les pasó? ¿Dónde está la información?”, cuestionaba enérgico Falconí. Tras su salida dijo que nunca pudo conocer el inventario real.

En Chile, Panamá, Argentina e incluso Colombia, la transparencia de datos de dosis, vacunados y distribución desagregada por localidades son el resultado de la organización en el registro de personas. En Ecuador, la cifra de dosis administradas, que empezó a darse recién desde los primeros días de marzo, se actualiza cada dos días.

El doctor Francisco Andino, exministro de Salud, cree que para que el plan de vacunación funcione se debe empezar por reestructurar el sistema sanitario y del Ministerio de Salud. “Si usted no tiene preparado y tiene hecho todo una anarquía... y la anarquía no está hecha porque el ministro tal o cual llegó sino porque el Estado en sí está hecho trizas y el Ministerio de Salud es el reflejo pleno del Estado”.

¿Para qué cambiar funcionarios si es la estructura propia la que está dañada? Se destruyó el Programa Ampliado de Inmunizaciones que era el adalid regional de la inmunización.

Francisco Andino,
exministro de Salud.

De ahí, asegura debe haber lineamientos de sobre quién puede o no vacunarse, un cronograma público para que las personas conozcan con claridad cuándo les va a tocar inocularse y una campaña de comunicación, como sí ocurre en otros países de la región.

EL PRESIDENTE DE LA R (33178380)

La venda que se pone Moreno

Leer más

“A un amigo médico le dio COVID, se puso la primera vacuna y me preguntaba si se ponía la segunda dosis. Le dije que se haga una prueba de anticuerpos y le salieron muchísimos. Le dije que no se vacunara, que ya estaba protegido. Se fue a vacunar la segunda y ahora está en cama. ¿Quién valora eso? Se desprestigian las vacunas precisamente por una falta de orientación técnica-científica sobre las mismas”, cuenta.

Todos estos lineamientos permitirían que los médicos y personal de salud estén sincronizados, lo que a su vez evitaría retrasos en el proceso y que la gente no tenga miedo.

Ambos especialistas consideran que deberá ser el nuevo gobierno el que, a partir de la proclamación de hoy, empiece a conocer con cuánto dinero y vacunas cuentan y reformular la estrategia de inoculación.