Un muerto deja el choque entre antirracistas y adeptos de Trump

  Mundo

Un muerto deja el choque entre antirracistas y adeptos de Trump

Una caravana de seguidores del presidente reta a una ciudad dolida por el abuso policial contra los afroamericanos.

Estados Unidos_Choque_Supremacismo blanco
PORTLAND. La policía retiene a un hombre que estaba con la víctima de un tiroteo fatal la noche del sábado.Nathan Howard / AFP

Una persona murió el sábado en un tiroteo en la ciudad estadounidense de Portland, tras enfrentamientos entre manifestantes antirracistas y seguidores del presidente Donald Trump.

Portland ha sido epicentro de las protestas del movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan) desde que la policía causara la muerte en mayo pasado de un ciudadano negro desarmado, George Floyd, en Minnesota.

kenosha-wisconsin-blacklivesmatter

#BlackLivesMatter: Protestas en Wisconsin tras video de policía disparando a un hombre negro

Leer más

Y, según medios locales, “caravanas de cientos de automóviles” con seguidores de Trump a bordo convergieron el sábado también en la ciudad.

Estados Unidos_Choque_Supremacismo blanco
PORTLAND. Seguidores de Trump conducen hacia el centro de la urbe con camiones, coches y motos unos detrás de otros, en una línea que se extendía varios kilómetros.Nathan Howard / AFP

“Se produjeron actos de violencia entre manifestantes y contramanifestantes. La policía intervino y hubo algunas detenciones”, tuiteó la policía.

Agentes respondieron a los reportes de violencia “y localizaron a una víctima con una herida de bala en el pecho. Los servicios médicos de emergencia determinaron que había fallecido”, detalló luego la policía en un comunicado.

Al presidente solo le importa una cosa: él mismo. Él ve esta violencia y su habilidad de azuzarla como algo útil para su campaña. No le importan las consecuencias para el país ni las perdidas de vida.

Kate Bedingfield,
subjefa de campaña de Biden

Según medios locales, hubo “enfrentamientos” y “momentos de tensión” entre los grupos. La policía no indicó si el tiroteo en el que murió una persona estuvo vinculado a esas manifestaciones. El tiroteo se produjo el sábado al inicio de la noche, según la policía, que precisó que está en curso una investigación por homicidio.

Ayer por la mañana, Trump tuiteó y retuiteó docenas de mensajes y discusiones sobre la supuesta violencia en ciudades dirigidas por demócratas, especialmente Portland.

La gente de Portland no soportará más la inseguridad. El alcalde es un TONTO. ¡Traigan a la Guardia Nacional!

Donald Trump,
​presidente e Estados Unidos

El mandatario atacó al alcalde Ted Wheeler por rechazar la ayuda de la Guardia Nacional, que según Trump “podría resolver estos problemas en menos de una hora”.

“Wheeler es incompetente, así como el dormilón Joe Biden”, dijo Trump, refiriéndose a su contrincante demócrata en las presidenciales de noviembre. “Esto no es lo que quiere nuestro gran país. Quieren seguridad y no que la policía sea desfinanciada”.

Estados Unidos_Choque_Supremacismo blanco
PORTLAND. La policía llega para atender a un hombre que recibió un disparo.Nathan Howard / AFP

Wheeler compartió el viernes una carta abierta a Trump en la que denunciaba la política de división y demagogia del presidente. El alcalde también describió a los manifestantes que han actuado de forma pacífica como parte de una orgullosa tradición progresista en Portland, a la vez que condenó la violencia y el vandalismo.

La directora adjunta de la campaña del demócrata Joe Biden, Kate Bedingfield, acusó ayer a Trump de incitar a la violencia. “Ha animado a sus seguidores a salir, a ser agresivos”, ha dicho Bedingfield en Fox News. “Es mejor para este presidente si hay más anarquía, más violencia, más caos. En cada oportunidad que ha tenido, ha agitado las llamas”.

Mark Zuckerberg

Facebook responde a Trump: revisará sus políticas contra quienes promuevan la violencia policial

Leer más

La ola de protestas, que se produce en un país extremadamente polarizado y con elecciones en noviembre, dio lugar a compromisos de reformas en la policía en diversas ciudades, y fue remitiendo con el transcurso de los meses.

Pero en Portland las protestas han seguido, aunque variando en intensidad. La situación había remitido casi completamente en julio, cuando Trump decidió enviar fuerzas federales a la ciudad.

Estados Unidos_Choque_Supremacismo blanco
PORTLAND. Un manifestante de Black Lives Matter se pelea con los asistentes a un mitin a favor de Trump.Nathan Howard / AFP

EDAD DE ORO DE SUPREMACISTAS BLANCOS

Lo vivido en Kenosha la noche del martes: un adolescente de 17 años mata a dos e hiere a un tercero, representa la peor pesadilla de analistas como Steven Gardiner, de Political Research Associates, un centro de pensamiento que estudia la extrema derecha estadounidense.

“Kenosha es, de hecho, lo que hemos estado temiendo todo el verano. Grandes emociones, facciones armadas y un departamento de policía de una pequeña ciudad que obviamente no puede manejar manifestaciones masivas noche tras noche. Es una receta para el desastre”, argumenta.

AgresionesEn concreto, este año, se han producido al menos 497 agresiones de supremacistas blancos contra manifestantes del movimiento "Black Lives Matter" (Las vidas negras importan), según una base de datos de Alexander Reid Ross, profesor de la Universidad estatal de Portland, en Oregón.

Según Gardiner, ha habido un enorme incremento en la actividad de estos grupos que han visto una oportunidad en las protestas por la justicia racial de este verano. Alexander Reid Ross, profesor de la Universidad estatal de Portland, en Oregón, comenzó a recolectar datos el 27 de mayo, dos días después de que un policía blanco asesinara en Minneapolis (Minnesota) al afroamericano George Floyd.

Hasta ahora, Ross ha documentado 387 incidentes de intimidación, lo que incluye insultos y amenazas con armas de fuego, así como 64 agresiones físicas de supremacistas blancos, quienes en 38 ocasiones usaron sus vehículos para arremeter contra activistas.

Estados Unidos_Choque_Supremacismo blanco
PORTLAND. Un policía resguarda el perímetro del área donde un estadounidese recibió un tiro mortal en el pecho la noche del sábado.Nathan Howard / AFP

En nueve ocasiones, los supremacistas dispararon contra los manifestantes y acabaron matando a tres de ellos. Según Ross, lo peor se vivió esta semana en Kenosha con dos asesinatos.

"Ha habido un gran cambio en la forma en la que extrema derecha se expresa. Ahora se oponen a la izquierda más abiertamente y de una forma más beligerante. Se han organizado para dar una especie de servicio paramilitar de apoyo a la policía", explica a Efe Ross.

Al respecto, destaca que los supremacistas se han adjudicado el papel de defensores de la policía como reacción al movimiento de la izquierda "Defund the Police" (Quiten fondos a la Policía), que pide que se destine menos dinero a las fuerzas del orden o, incluso, que se eliminen por completo.