Mundo

Google: los trabajadores retornarán a las oficinas en 2021 debido al COVID-19

Los colaboradores continuarán trabajando desde sus casas al menos hasta julio del próximo año.

GOOGLE-AFP
El de Google se convierte en el calendario más prolongado para el retorno a las oficinas decidido hasta ahora por las grandes tecnológicas.AFP

El retorno a las jornadas presenciales, en el contexto de la emergencia sanitaria global del coronavirus, ha empezado a implementarse en ciertos sectores; pero cuando se trata del tecnológico, el de Google es el que más se ha aplazado: sus colaboradores permanecerán bajo la modalidad de teletrabajo al menos hasta julio de 2021, según informó The Wall Street Journal, este lunes 27 de julio de 2020.

sodar-google

Coronavirus: Google lanza una app para medir el distanciamiento social

Leer más

La decisión la tomó la semana pasada el consejero delegado, Sundar Pichai, según ese diario, aunque por ahora no se ha hecho pública. El movimiento afectará a unos 200.000 empleados de Google y su firma matriz, Alphabet, y supone el calendario más prolongado para el retorno a las oficinas decidido hasta ahora por los gigantes tecnológicos.

Algunas como Apple y Facebook esperan el regreso a partir de enero, mientras que Microsoft ha dicho que el retorno podría comenzar ya este otoño. Twitter, por su parte, anunció a raíz de la pandemia que los empleados que lo deseen podrán seguir teletrabajando de forma permanente.

Hasta ahora, Google tenía prevista la vuelta a sus oficinas a partir del próximo mes de enero. La decisión afecta a las principales sedes de la empresa, incluida su central en Mountain View (California) y las que tiene en otros puntos de Estados Unidos, el Reino Unido, la India o Brasil.

google-busquedas-googlear

¿Buscas en Google para ver si estás enfermo? Los resultados no son confiables

Leer más

Mientras, Google ha reabierto parcialmente oficinas más pequeñas en países que se han visto menos afectados por la pandemia como Australia, Grecia o Tailandia.

Según el Journal, en la decisión de Pichai ha pesado entre otras cosas la incertidumbre sobre cómo operarán las escuelas en EE.UU. en este nuevo curso y las implicaciones que ello tiene para los empleados con hijos.

Estados Unidos, donde el coronavirus sigue avanzando en una mayoría de estados, supera ya los 4,2 millones de casos confirmados de COVID-19 y se acerca a los 150.000 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.