Mundo

Coronavirus: Pekín encierra a 11 zonas residenciales tras rebrote en un mercado

Al igual que en diciembre, la nueva alarma proviene de un mercado.  Al detectar 79 casos, China cierra al mayor centro de abasto de Asia

Pekín_Xinfadi_Rebrote
PEKÍN. Personas que visitaron o viven cerca del mercado Xinfadi hacen cola para una prueba COVID-19 en el Centro Deportivo, tras el rebrote.EFE

Pekín redoblaba ayer esfuerzos para intentar contener un rebrote de COVID-19 en algunos barrios de la ciudad, donde fueron constatados 79 nuevos casos vinculados a un mercado gigante, lo que obligó a decretar nuevos confinamientos en áreas residenciales y realizar pruebas suplementarias.

El nuevo coronavirus parecía casi erradicado en China, donde emergió a finales de 2019 en Wuhan (centro). Sin embargo, un nuevo brote fue detectado la semana pasada en la capital. En consecuencia, se restablecieron los controles de temperatura que habían dejado de realizarse en los ingresos a las áreas residenciales y edificios de oficinas. En tanto los sitios culturales y deportivos fueron nuevamente cerrados.

Ayer, el Ministerio de Salud reportó 49 nuevos casos en todo el país. Entre estos, 36 vinculados al mercado mayorista de Xinfadi, en el sur de Pekín, lo que alimenta temores sobre una segunda oleada epidémica. Este aprovisiona a gran parte de la capital.

Coronavirus_Rebrote_Pekín

Coronavirus: ¿Cómo es Xinfadi, el mercado que ha devuelto el miedo a China?

Leer más

Un alto funcionario del barrio de Haidian informó sobre la detección de más infectados en Yuquandong, otro mercado mayorista del noroeste de la capital. Ayer, se encontraba estrictamente vigilado por policías y guardias.

Las autoridades decretaron el cierre de los puntos de venta y escuelas aledañas, así como ordenaron el confinamiento en en total de 21 zonas residenciales cercanas a estos mercados. No obstante, pueden recibir paquetes llevados por repartidores a las puertas de acceso.

Entre las personas que tuvieron contacto cercano con infectados vinculados al mercado de Yuquandong, algunos fueron automáticamente puestos bajo cuarentena. Otros deben llevar termómetros inteligentes permanentemente para poder controlar su temperatura a distancia.

El concepto de “zona residencial” chino se refiere a espacios con varios edificios rodeados por rejas o muros, donde por lo general solo se puede acceder por una o dos entradas, lo que facilita aplicar las medidas de confinamiento. Once de estos barrios, que acogen a miles de habitantes, cercanos al mercado de Xinfadi, ya habían estado bajo confinamiento. El acceso estará nuevamente vedado a los no residentes.

En los últimos días, Pekín ha puesto en marcha una importante campaña de detección de coronavirus. Involucra a las personas que trabajan en los dos mercados mencionados, quienes viven cerca de ellos o han estado recientemente allí. Ayer, decenas de residentes esperaban delante de un estadio deportivo para ser examinados por personal sanitario con mucha protección. Se desplegaron unos 200 puestos de detección en la capital.

Ante este rebrote, en varias ciudades han aconsejado a sus habitantes no desplazarse a Pekín. En toda la ciudad, empresas y funcionarios locales comenzaron a enviar mensajes a su personal y habitantes para que informen si han frecuentado el mercado de Xinfadi.

También fueron tomadas las primeras sanciones políticas. La alcaldía de Pekín despidió a dos altos funcionarios del barrio de Fengtai, donde está Xinfadi, así como al director del mercado. Por el momento se constata cierta escasez de productos frescos.

premios oscars 2020

Coronavirus: la pandemia obliga a posponer la entrega de los Óscar hasta el 25 de abril

Leer más

En el supermercado Xianhui (centro de Pekín), algunos estantes de frutas estaban vacíos ayer. Los empleados explicaron que fueron retiradas porque provenían de Xinfadi.

Una estudiante de 19 años, sin identificarse, se manifestó preocupada por el rebrote. “Estoy en Pekín desde hace algunos días, pero volveré a casa”, señaló.

En China, actualmente hay 177 personas con COVID-19, dos en estado grave. Se trata del nivel más elevado desde inicios de mayo, y no se han señalado muertes desde hace un mes.

EN CINCO PAÍSES, SE REANIMA

Con la disminución de los contagios llegaron las medidas de relajación para tratar de incentivar la recuperación económica, pero desde finales de mayo y con más incidencia en junio, se dieron rebrotes en países como Costa Rica, Arabia Saudí, Irán, Pakistán, EE. UU. y por último China.

Esto es algo que se esperaba y que podría suceder, ha explicado Andrew Tatem, investigador de enfermedades emergentes de la Universidad de Southampton, en Reino Unido.

Según el científico, gran parte de la población “sigue siendo susceptible al virus, que sigue circulando por el mundo. Así que definitivamente esperamos que se produzcan más casos”.

EE. UU. ha visto incrementar los casos tras la celebración del ‘Memorial Day’ el 25 de mayo. Fue el detonante para el aumento de casos en estados como Arizona, California, Florida y Texas. Otra posible causa son las protestas contra la brutalidad policial y el racismo, tras el asesinato del afroamericano George Floyd.

  • ENTREVISTA

Margarita del Val, viróloga / Salud Global, Madrid

  • Salud Global es una plataforma que agrupa a 200 grupos de investigación trabajando contra el coronavirus.

  1. Pregunta: Nuevos brotes en China han obligado a confinar barrios de Pekín. ¿Habrá segunda ola? Respuesta: En Irán hay segunda ola en este momento, casi como la primera, que ya fue fuerte. El virus salió de China y uno de los primeros países a los que afectó fue Irán. Luego llegó a Italia y España y ya nos olvidamos del resto del mundo. Singapur ya ha pasado por tres oleadas pequeñas.
  2. Pregunta: ¿Cuánto está circulando el virus actualmente? Respuesta: Hay mucho virus circulando, más que antes del estado de alarma. Es difícil estimarlo pero hay más. Hay más brotes que antes. En España, a toda la gente que va a operarse de lo que quedó pospuesto en estos tres meses, y que no ha fallecido por no ser operado o atendido -las muertes colaterales-, en cuanto entra al hospital se le hace una PCR. En estos análisis se está detectando que gente sin el más mínimo síntoma está dando positivo y es un número importante que puede contagiar
  3. Pregunta: ¿Qué impide que estemos en oleada? Respuesta: Que la mayoría de gente va con mascarillas, muchos todavía no trabajan, se mantiene la distancia social, estamos siendo precavidos… Si no fuera por eso ya la tendríamos aquí (España).