Actualidad

Jugos naturales y con mucho hielo, una tradición en el frío intenso de Cuenca

Estos preparados naturales se los prepara desde antes que abrieran los mercados en la ciudad

Intercultural_Tradiciones_Cuenca
Cuenca. Un cliente pide el jugo, un clásico en la capital azuaya.Jaime Marín / Expreso

Son jugos que por más de 150 años -antes de que se construyeran los mercados en Cuenca-, se expendían en sitios de afluencia para paliar la sed o curar la resaca.

Intercultural_Patrimonio_Estelina Quinatoa Cotacachi

Se jubila la indígena otavaleña que era la custodio de 60 mil bienes patrimoniales

Leer más

(LOS INVITAMOS TAMBIÉN A LEER:   Las comunidades andinas celebran con danzas y rituales a la feminidad)

Son néctares populares y tradicionales que en la actualidad están a la disposición de la colectividad en unos 40 puestos ubicados en los seis mercados de la capital azuaya, según cuenta Susana Barros, expendedora que por cuarta generación mantiene el negocio de la venta de los extractos.

Son naturales, se prepara con coco rallado o con la fruta preferida, algo de azúcar, pero el secreto está en la gran cantidad de hielo que se lo mezcla para lograr que el refresco esté bien frío.

Un frío que provoca en el consumidor un pequeño mareo, dolor en la frente y la sensación de rompimiento de la nuca, dice Barros en medio de sonrisas.

Intercultural_Patrimonio artesanal_Paja toquilla

Cincuenta años tejiendo sombreros de paja toquilla

Leer más

(TAMBIÉN LES PUEDE INTERESAR:   Cuenca reclama tener el pesebre “más grande de Latinoamérica”)

“No sé si el batido cura o no el chuchaqui o resaca, pero se ha convertido en una tradición popular morlaca”, sostiene la expendedora de jugos.

Con ciertos agregados, como huevo, alfalfa, borojó, aguacate, zanahoria se ha dado el nombre de ‘levantamuertos’, señala de su lado Blanca Baculima, una mujer de 67 años convertida en la más antigua y experta en la preparación de los líquidos.

¿Quieres acceder a todo el contenido de calidad sin límites?   ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!