El juez Banny Molina benefició a un sentenciado por asesinato

  Actualidad

El juez Banny Molina benefició a un sentenciado por asesinato

Para acceder al habeas corpus, Christian Araujo expuso las secuelas de un accidente.  Además, el ir y venir de los hospitales y operaciones

Protesta
Plantón. Los simpatizantes del exvicepresidente Jorge Glas hicieron guardia en los exteriores de la cárcel 4.KARINA DEFAS

El viernes 5, Christian Eduardo Araujo Salgado fue beneficiado con un habeas corpus concedido por el juez de Garantías Penitenciarias de Portoviejo, Banny Molina.

El judicial, detenido la noche del martes en Manabí con fines investigativos dentro de una investigación previa de la Fiscalía por posible usurpación de funciones que denunció el Consejo de la Judicatura, hizo extensivo ese recurso al exvicepresidente Jorge Glas y a Daniel Salcedo. Ambos cumplen sentencias en el mismo centro que el solicitante del beneficio.

¿Quién es Christian Araujo? Según el Sistema Satje de la Función Judicial, fue procesado por el asesinato de la madre de su conviviente, registrado la madrugada del 20 de agosto de 2015 en Sucumbíos.

Según los testimonios, él habría tenido una discusión con la víctima, quien era propietaria de un bar y que le impidió el ingreso porque ya se encontraba en estado etílico.

En la sentencia se cita a testigos que lo señalan como el responsable de haber disparado desde la ventana del bar a la madre de su pareja. A la cárcel 4 llegó el 9 de noviembre de 2015. Su ubicación en ese centro se debe a que fue policía.

INVESTIGADORES

SNAI interpone recurso de apelación y nulidad a habeas corpus a favor de Glas y otros

Leer más

Cuando fue sentenciado en 2016, tenía 29 años. Inicialmente, recibió 22 años por parte del tribunal. En apelación, la pena se redujo a 13 años y en casación se ratificó el fallo. Al menos tres veces le han sido negados los recursos de revisión.

Detención de Banny Molina

El juez Banny Molina fue detenido en Manabí

Leer más

¿Cuál fue el argumento ante Molina? La defensa de Araujo contó que 15 meses antes del delito que lo envió a la cárcel, sufrió un accidente automovilístico en Quijos. Ocurrió el 17 de mayo 2014. Fue trasladado e ingresado al hospital de la Policía de Quito. Por tratarse de una emergencia, se lo sometió a una cirugía de tendón rotuliano de la rodilla izquierda.

De ahí para adelante fue un continuo entrar y salir de cirugías. En el mismo mes de mayo tuvo otra operación, que involucró la reducción del fémur izquierdo, colocándole un clavo intramedular. La recuperación no fue favorable y volvió al hospital en diciembre de 2015, bajo el diagnóstico de fatiga del material por clavo intramedular.

En cuatro días en 2016 tuvo tres cirugías para extracción de material y la colocación de uno nuevo con injerto de hueso.

En diciembre de 2016, las atenciones ya no fueron en el hospital de la Policía, sino en el Pablo Arturo Suárez, con varias intervenciones por la misma causa. Es en esa casa de salud que dos años después, en 2018, le informan “que sufro de hipoparatiroidismo, en consecuencia, que mis huesos sufren de descalcificación, por lo que se procede con un tratamiento de calcificación durante dos años para que la fractura pueda consolidarse”.

Esa fue parte de la historia que Araujo contó a Molina y en ese contexto intervino Jonathan Aguinda, en representación de los intereses de Glas como tercero interesado. Habló de las medidas cautelares de la CIDH, “tras considerar que se encuentra en una situación de gravedad y urgencia de riesgo irreparable de sus derechos”.

Citó sus enfermedades catastróficas e incurables como hipertensión arterial, espondilitis anquilosante, fibromialgias, rinitis alérgica, faringitis crónica, gastritis crónica y trastornos de ansiedad, estrés postraumático. El Servicio Nacional de Atención Integral (SNAI) presentó la apelación y nulidad del fallo de Molina que será resuelto por la Corte de Manabí.

El detalle

Observación. Diego García, relator de la ONU sobre Independencia Judicial, dijo que sigue de cerca la situación de la orden judicial de excarcelación de Glas.