El juicio por el campo petrolero Singue inicia y caduca la prisión de Jorge Glas

  Actualidad

El juicio por el campo petrolero Singue inicia y caduca la prisión de Jorge Glas

La Corte convocó para mañana al juzgamiento de 15 personas por peculado. El exvicepresidente es uno de los sospechosos del ilícito ocurrido en 2012

WILSON PÁSTOR
Wilson Pástor, exministro de Energía no Renovable, durante la audiencia preparatoria de juicio en la Corte Nacional.Archivo

La defensa del exvicepresidente Jorge Glas se alista para solicitar una nueva caducidad de la prisión preventiva dictada en contra del exsegundo mandatario.

JUECES SOBORNOS HABEAS

Sala declara caducada la prisión de Glas en el caso Sobornos

Leer más

En esta ocasión será por el caso Singue, que el viernes cumple un año sin sentencia. Harrison Salcedo, defensor de Glas, ya consiguió que un tribunal le dé la razón y declare caducada la prisión en el caso Sobornos.

El juzgamiento por el caso Singue recién iniciará mañana, 12 de marzo de 2020, a las 16:00 en el octavo piso de la Corte Nacional de Justicia. Es el tercer juicio para Glas. El juez Iván León será también el ponente en este caso en el que serán juzgadas otras 14 personas por la supuesta adjudicación irregular del campo Singue al consorcio DGC.

IVÁN LEÓN

Glas habló hasta de la Inquisición en el juicio por Sobornos 2012-2016

Leer más

Además de Glas, el caso involucra a los exministros de Hidrocarburos Carlos Pareja Yannuzzelli, de Recursos No Renovables Wilson Pástor, exfuncionarios y a Silvana Pástor, hija del exministro. Ella ofreció que demostrará su inocencia.

Su defensa piensa presentar alrededor de 120 pruebas documentales, 50 testimoniales y 20 periciales para evidenciar que no existiría el presunto peculado.

En el tribunal acompañan a Iván León los jueces Wilman Terán y Marco Rodríguez. Pástor les hizo un pedido: que garanticen su derecho constitucional de tomar en cuenta las pruebas de descargo para que su fallo sea en derecho y apegado a la ley.

“Estamos frente a una presión política e incluso mediática sobre la justicia. Prueba de ello es que el juez que llamó a juicio, Iván Saquicela, no consideró ni uno solo de los 120 documentos, 50 testimonios y 20 pericias que entregué como elementos de descargo”, sostuvo.

IVÁN SAQUICELA

Dos miembros del tribunal del caso Singue se inhiben

Leer más

El jurista y catedrático universitario Juan Pablo Albán se unió a la defensa de Pástor. El abogado expresó que el artículo 408 de la Constitución determina que el Estado debe recibir por lo menos el 51 % de los beneficios por la explotación de los recursos petroleros.

Destacó que tal como determina el Ministerio de Energía, que en el caso de haber un supuesto peculado sería el directamente perjudicado, el porcentaje de beneficio en este caso es del 128 %. Su conclusión fue que no existe peculado.

“Esta es una oportunidad para que la justicia ecuatoriana falle en apego a la ley. El rol de la Fiscalía y de los operadores de justicia es hacer un trabajo objetivo y no por el cálculo político”, añadió. La defensa de Pástor analiza presentar acciones internacionales, en el caso de no recibir un juicio justo.

Estamos siendo un trofeo político, peones de ajedrez de una pugna de poderes.

Silvana Pástor,
Procesada en el caso Singue

La investigación inició a raíz de un informe de Contraloría que estableció indicios de responsabilidad penal.

Durante la audiencia preparatoria de juicio, la fiscal Diana Salazar le dijo al juez Iván Saquicela que el 30 de abril de 2012 la Secretaría de Hidrocarburos y el Consorcio DGC firmaron el contrato de prestación de servicios para la exploración y explotación dentro de la décima ronda petrolera.

Según la fiscal, habrían sido incumplidos los requisitos legales y reglamentarios de la licitación y, pese a esos incumplimientos normativos por parte de la oferente, que debió haber sido descalificada, se llegó a la adjudicación del contrato.

Singue es un campo petrolero ubicado en la Amazonía ecuatoriana. Según Pástor, desde 2012, cuando fue reabierto luego de más de 15 años de permanecer en abandono, ha producido ocho millones de barriles de petróleo y más de 400 millones de dólares en beneficios para el Ecuador.

El del jueves será el segundo intento por instalar el juicio. Una primera convocatoria fue fijada para el 30 de enero pasado, pero se suspendió por pedido de la Fiscalía.