Actualidad

Dos miembros del tribunal del caso Singue se inhiben

Iván león y Dilza Muñoz justificaron su imposibilidad de ser parte de los jueces que juzguen a 15 procesados porque integran el tribunal de apelación.

IVÁN SAQUICELA
El juez Iván Saquicela llamó a juicio a 15 procesados por el caso SingueAngelo Chamba

Los jueces Iván León y Dilza Muñoz, sorteados el pasado 27 de diciembre de 2019 para integrar el tribunal de juzgamiento en el Caso Singue, se inhibieron de conocer la causa por posible peculado en contra del exvicepresidente Jorge Glas y otros.

DIEGO CORREA (31119969)

Tres casos a la fila en la Corte para su juzgamiento

Leer más

Los jueces justifican que integran el tribunal que conoció el recurso de apelación interpuesto por el exvicepresidente Glas.

León y Muñoz explicaron que fueron convocados por el pleno del Consejo de la Judicatura, el 28 de noviembre de 2019 para asumir los despachos de Sylvia Sánchez y de Miguel Jurado quienes no superaron la evaluación de jueces impulsada por el Consejo el año pasado.

Ambos exjueces fueron sorteados el 13 de mayo de 2019, las 09:40 para conocer el recurso presentado por el exvicepresidente. Si se da paso a este pedido habrá el sorteo de dos nuevos jueces para sustanciar el juicio en el que también es parte del tribunal el juez Wilman Terán, al momento el único habilitado.

El exvicepresidente, los exministros Carlos Pareja Yannuzzelli y Wilson Pástor y otras 12 personas fueron llamados a juicio por su posible participación en el delito de peculado. Lo resolvió Iván Saquicela juez de la Corte Nacional de Justicia.

El anuncio lo hizo el 15 de noviembre del año pasado. Durante la audiencia preparatoria de juicio la Fiscalía anunció que practicará 166 pruebas entre documentales, periciales y testimoniales. El objetivo es probar la participación de los procesados en el delito que se habría cometido en la adjudicación del contrato para la exploración y explotación de petróleo del bloque Singue, en Sucumbíos.

Silvana Pástor es otra de las acusadas en el caso. Ella ha defendido su inocencia en el caso. "Estamos siendo un trofeo político, peones de ajedrez de una pugna de poderes, estamos frente a una presión política e incluso mediática sobre la justicia", señaló a EXPRESO.

Según ella, una muestra de ello es que el juez que llamó a juicio no habría considerado "ni uno solo de los 120 documentos, 50 testimonios y 20 pericias que entregué como elementos de descargo de mí defensa, ni ninguno de los 320 elementos de descargo presentados por todos los acusados, aun cuando es mandato constitucional tomarlos en cuenta".