El IESS desconoce cuántos bienes tiene

  Actualidad

El IESS desconoce cuántos bienes tiene

La entidad trabaja en un catastro que estará listo en marzo. Se estima que son más de 1.200 propiedades.

iess fachada
Edificio de el IESS . Quito 20 de Septiembre de 2019 Agencia (ag - expreso ag - extra)GUSTAVO GUAMAN

Es una de las tareas más difíciles de cumplir. El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en su afán de ‘poner la casa en orden’ debe determinar qué tiene en sus registros. Una misión compleja si se toma en cuenta que ahora mismo no se tiene contabilizado a ciencia cierta el número de bienes que pertenecen a la entidad.

Según conoció EXPRESO, un primer borrador de propiedades habla de, al menos, 1.200 bienes en manos de la institución. El dato no está confirmado porque no existe un catastro confiable y definitivo.

iess actuarial 3

Los nueve cambios que le urgen al IESS

Leer más

Al consultar a las autoridades, se confirmó que hay un catastro en marcha. Se espera que los primeros datos oficiales estén listos hasta marzo de este año.

El trabajo no puede estar listo antes porque, según explicaron los voceros del Seguro Social, el número de bienes es alto y están dispersos por todo el país. Claro que, por concentración demográfica, hay más propiedades en Pichincha, Guayas y Azuay.

Otro obstáculo que retrasa los planes de cuadros definitivos es la variedad de características. No se trata solo de viviendas, casas de salud o centros médicos. El seguro cuenta con departamentos, locales, oficinas, bodegas, parqueaderos, terrenos y casas. Hay lotes en rincones apartados del país que también deben ser contabilizados en el catastro final.

cuadro de centros de salud
Los centros médicos del IESS.expreso

¿Cómo se llegó a tener tantos bienes y tan variados? A decir del subdirector general del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, David Ruales, gran parte de los bienes que ahora mismo tiene la entidad son frutos de compras que se hicieron para atender a los afiliados. Claro que, destaca, hay otras propiedades que no fueron adquiridas por la vía tradicional.

Se trata de, por ejemplo, donaciones que hicieron organizaciones públicas y privadas. El IESS, en toda su historia, acumuló ‘regalos’ de gobiernos nacionales o de alcaldías y prefecturas que entregaban locaciones para la atención. Muchos de esos bienes, sin embargo, terminaron en el abandono.

ATENCIÓN IESS

El IESS da millones de servicios sin fondos

Leer más

También hay una porción considerable de propiedades que fueron incautadas o embargadas por falta de pago. El incumplimiento de obligaciones con el IESS o con el Banco del Instituto de Seguridad Social provocó que se tomen vías legales para la recuperación de inmuebles.

El origen de los sitios es un motivo más de complicación para el instituto. Algunas de las propiedades, explicó Ruales, son parte de litigios legales que todavía no se resuelven.

También hay bienes que no cuentan con toda la documentación legal para ser considerados de la entidad. Faltan escrituras u otros papeles que se extraviaron o están confundidos en los archivos del Seguro Social.

Ruales reconoce que dar fin a todos los conflictos legales que tiene el IESS por propiedades es una tarea que tomará más de tres meses.

Aún sin los documentos, el IESS insiste en conocer que tiene y que no. El objetivo es poder dar uso a los bienes y, dependiendo del caso, dar otro destino a lo detectado. Se puede usar un bien para instalaciones médicas o vender las propiedades para generar recursos que tanta falta le hacen a los fondos del seguro. También se podría rentar los espacios o entregar comodatos.

El estudio actuarial al Fondo de Invalidez, Vejez y Muerte, que se publicó en diciembre del año pasado, recomienda que se cumpla con el catastro para aclarar donde se pueden obtener mejores inversiones.

Lo mismo podría determinarse en los informes de los otros fondos que conforman el IESS.

Los resultados de los actuariales serán discutidos en mesas de diálogo con actores de la sociedad civil.

Centros

El mayor número de centros médicos están destinados al Seguro Social Campesino. No todos los locales donde funcionan pertenecen al IESS.