Hepatitis aguda: sin ruta clara ni prevención contundente

  Actualidad

Hepatitis aguda: sin ruta clara ni prevención contundente

La Organización Mundial de la Salud ha reportado 426 casos. Pacientes requieren trasplante hepático y cuidados intensivos. Ecuador no registra casos.

Acción. La alerta prevé monitorear la enfermedad y definir un protocolo.
Acción. La alerta prevé monitorear la enfermedad y definir un protocolo.Miguel Canales León

Una estrategia de prevención tibia y un lineamiento con información escasa. La hepatitis infantil aguda, catalogada por la Organización Mundial de la Salud “como un asunto muy urgente”, pasó de ser una alerta nacional en Reino Unido a una advertencia internacional tras reportarse, en tan solo semanas, 426 casos en 22 países del mundo.

España

España comprará vacunas por el brote de la viruela del mono

Leer más

En Ecuador, hasta ahora, no se han registrado casos de la enfermedad, de origen desconocido. Sin embargo, médicos especialistas y representantes del gremio consideran que, al igual que la llegada de la COVID-19, se están escatimando esfuerzos a la hora de ejecutar una estrategia de prevención contundente, o al trazar un lineamiento que permita actuar de manera eficaz ante un caso positivo de hepatitis aguda infantil.

Así lo sostiene Carola Cedillo, pediatra infectóloga que dijo a EXPRESO que la información que ha emitido el Ministerio de Salud Pública es escasa.

“Nos han dicho que si detectamos un caso de hepatitis aguda infantil, hay que realizarle al paciente unos exámenes y que el Ministerio de Salud va a dar apoyo. Pero no se ha dicho qué hacer si el laboratorio no cuenta con reactivos para hacer estas pruebas de alta complejidad, a dónde derivamos al paciente, qué medicamentos vamos a manejar como tratamiento. Toda esa línea de ruta no está operativizada, al menos no por escrito. En este aspecto, estamos tarde”, detalla Cedillo y añade que el país está repitiendo los mismos errores que se cometieron al inicio de la pandemia de COVID-19, al no ejecutar acciones preventivas eficientes.

  • Virus. México, Panamá, Argentina, Brasil y Puerto Rico son los países de la   región que ya han reportado casos de hepatitis aguda infantil de origen desconocido.

Para monitorear la enfermedad en el país y establecer un protocolo, el subsecretario de Salud, Francisco Pérez, emitió el pasado 13 de mayo una alerta epidemiológica para “definir y ver cómo se va a poder operacionalizar la vigilancia de la enfermedad”.

China notifica una mue (8217435)

Expertos chinos cuestionan la política de ‘cero COVID’

Leer más

El Ministerio de Salud Pública definió un lineamiento para tomas de muestras de laboratorio, dispuso se maneje en los casos confirmados un tratamiento sintomático, estandarizó los tipos de casos y solicitó reforzar las medidas preventivas, como el lavado de manos y la desinfección y preparación de alimentos.

Para profundizar en el procedimiento a realizar en el manejo o derivación de los casos que se detecten, EXPRESO solicitó una entrevista al Ministerio de Salud Pública, pero hasta el cierre de este reportaje no hubo respuesta.

Una de las posibles causas de esta enfermedad, que impacta a niños menores de 16 años, es el adenovirus F41, un virus común que puede causar síntomas respiratorios, vómito, fiebre, diarrea e ictericia (coloración amarillenta de la piel y las mucosas).

Según el informe de la Organización Mundial de la Salud, de los pacientes a los que se les ha diagnosticado la enfermedad, el 15 % ha necesitado cuidados intensivos, 26 un trasplante hepático y 6 han fallecido.

Para el presidente del Colegio de Médicos del Guayas, Wilson Tenorio, las medidas tomadas por las autoridades no son contundentes. Manifiesta que Salud y Educación deben crear una estrategia para intervenir los centros educativos y promover estas medidas de prevención.

Jill Biden

Jill Biden inicia en Ecuador gira por Latinoamérica con llamado a la cooperación

Leer más

“Las autoridades han tomado acciones, pero no son suficientes, y esto pasa porque creemos que como la enfermedad está en otros países y no en el nuestro, no va a llegar nunca y nos confiamos”, explica Tenorio.

Caridad Dávalos, catedrática de la escuela de Medicina de la Universidad San Francisco de Quito, recomienda que las medidas de prevención deben complementarse con el monitoreo médico constante y la aplicación oportuna del esquema de vacunas completo que recomienda el Ministerio de Salud Pública a los niños desde su nacimiento.

Dávalos indica que “es importante que los niños que presenten algún síntoma no acudan a clases”, debido a que la hepatitis aguda infantil es causada por un virus que se encuentra en gotículas respiratorias, de manera que pueden contaminar superficies e infectar a otras personas si no se protegen con mascarilla.