Expertos chinos cuestionan la política de ‘cero COVID’

  Mundo

Expertos chinos cuestionan la política de ‘cero COVID’

Alegan que las restricciones afectan la economía. Desde marzo de 2020, el país no genera turismo. Las medidas tomadas han salvado millones de vidas

China notifica una mue (8217435)
China mantiene una estricta política de tolerancia contra el coronavirus para proteger a la población y así evitar que los contagios sigan. EFE JEROME FAVRE

Expertos chinos cuestionaron recientemente la política de ‘cero COVID’ del país alertando del impacto que las restricciones impuestas van a tener en la economía, recoge ayer el diario hongkonés South China Motning Post.

A diferencia de la mayor parte del mundo, China mantiene una estricta política de tolerancia cero contra la COVID con el argumento de proteger a la población mayor, que en un alto porcentaje no está vacunada, o evitar un colapso sanitario.

covid

El planeta tardará años en terminar con la COVID-19

Leer más

Sin embargo, la dureza de las medidas para atajar los últimos rebrotes -especialmente en la metrópoli de Shanghái- ha provocado una inédita reacción crítica en la población, que ha difundido innumerables quejas y vídeos de denuncia a través de las redes.

Además, la oleada de ómicron también está golpeando a la segunda economía del mundo, lo que ha levantado dudas sobre si el país podrá lograr el objetivo de crecimiento de ‘alrededor del 5,5 %’ fijado para este año.

“Una economía estable también protege vidas. Una caída del 1 % en el consumo per cápita del país acortaría la esperanza de vida. Hay que centrarse más en proteger la cadena industrial, aunque haya restricciones”, comentó el académico David Li Daokui, en un foro de la Universidad Tsinghua de Pekín, citado por South China Morning Post.

Otro experto, James Liang Jianzhang, cofundador de la compañía de viajes Ctrip.com, especifica que las restricciones puestas en marcha podrían reducir hasta cuatro días al mes la esperanza de vida en el país, agrega el diario.

Según Liang, si China consigue aumentar la tasa de vacunación al 95 % con dos dosis y al 60 % con tres, el número de fallecimientos por COVID tras relajar las restricciones sería de unas 150.000 personas, muy por debajo de la cifra de 1,5 millones a la que apuntan algunos estudios domésticos.

El rotativo también cita declaraciones del profesor Huang Shoan, de la Universidad de Shandong, quien incide en que el aumento del desempleo y la disminución de los ingresos derivados de las restricciones hacen cada vez más difícil justificar el discurso gubernamental de que se está poniendo “a las personas primero”.

Zhou Junzhi, macroanalista jefe de Minsheng Securities, asegura las continuas rondas de pruebas PCR que se realizan ahora en muchas ciudades tienen un costo de unos 700.000 millones de yuanes (104.000 millones de dólares) que irán a parar al gasto fiscal.

Pionyang insta a mejor (8200826)

El brote de la COVID-19 golpea a Corea del Norte

Leer más

Hasta el pasado 14 de mayo, 28 ciudades chinas y tres provincias, que en conjunto representan el 41 % del PIB de China y el 29 % de su población, habían sometido a los residentes a pruebas de PCR cada tres días, según otro experto citado por el rotativo.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Gebreyesus, afirmó la semana pasada que las restricciones puestas en marcha no son sostenibles y recomendó un cambio de estrategia.

El presidente chino, Xi Jinping, exhorta a “luchar contra cualquier intento de distorsionar, cuestionar o retar” la política de ‘cero COVID’. Pero las medidas son cuestionadas.