Actualidad

Los evangélicos quieren participar en las elecciones con movimiento propio

La organización inició la recolección de firmas en Quito. Hoy lo hará en Guayaquil y mañana en Machala.

MOVIMIENTO PROMOTORES POR EL CAMBIO
Carlos Luis Fierro, secretario nacional del movimiento, revisa los formularios impresos para la recolección.Alfonso Albán

Movimiento Promotores por el Cambio. Es el nombre de la organización política en proceso de inscripción que tiene como base a representantes de la religión cristiano evangélica y grupos provida que quiere participar en las elecciones de 2021. Carlos Luis Fierro es el secretario nacional de la organización y explica a EXPRESO que ya empezaron con la recolección de firmas (uno de los requisitos para la inscripción) en Quito y hoy, 15 de enero de 2020, inicia en Guayaquil y mañana en Machala. La meta es recoger un millón de rúbricas hasta antes de agosto próximo para presentarlas al Consejo Nacional Electoral.

Pleno del CNE

El CNE necesita $6 millones más para mejorar su sistema informático

Leer más

La idea del movimiento, cuenta Fierro, nació del Consejo de Resistencia Fe, Vida y Familia que promueve campañas en contra del aborto y del matrimonio igualitario, aunque el dirigente aclara que no son un movimiento homofóbico, sino que son defensores de lo que llama "el diseño original".  Su experiencia en ese Consejo llevó a reflexionar a sus miembros y concluir que la justicia no es el espacio para lograr respuesta a sus exigencias, sino en el político.

Si llegamos a participar y ganar una elección, haremos respetar la Constitución. No vamos a violentar ninguna norma nacional e internacional.

Carlos Luis Fierro, secretario nacional del Movimiento Promotores por el Cambio.
votaciones

La abultada lista de partidos, una deuda de las reformas

Leer más

El movimiento es uno de los 185 (de varias jurisdicciones) que de acuerdo a datos del Consejo Nacional Electoral están en proceso de inscripción (en diferentes etapas del mismo: pedido de formularios, recolección de firmas, entrega de firmas, etc.). Fierro comenta que realizan un trabajo de hormiga para cotejar que cada una de las firmas recogidas no esté registrada en otra organización política. Si es así, le piden al donante de la rúbrica que, si esa es su voluntad, desafiliarse de esa organización para volver a entregar la firma para la naciente organización. Fierra asegura que tienen una metodología y estrategia de que la prefiere no ahondar para zanjar con éxito la revisión de las rúbricas en el CNE.

Hoy en Guayaquil, está previsto que delegaciones de Manabí, Azuay, Santo Domingo de los Tsáchilas y Santa Elena participen del inicio de campaña de recolección de firmas del movimiento.