Actualidad

Los empleados cambiaron las calles por las cacerolas

Acciones alternativas de protesta, hubo plantones contra de los despidos y se hizo un ‘tuitazo’ por la vida Lenín Moreno saludó a los trabajadores

plantón día del trabajo
 Los trabajadores de Concentración Deportiva de Pichincha se reunieron en los alrededores del Coliseo Rumiñahui para protestar por los despidos de 60 compañeros.Gustavo Guaman

Un primero de mayo diferente. La emergencia sanitaria causada por el coronavirus y la disposición del Gobierno de declarar la cuarentena hicieron que se suspendan las marchas que, año tras año, los diferentes sindicatos de trabajadores han realizado por las calles de las diferentes ciudades del país y cuya mayor concentración tenía lugar en Quito. Se ocupaban las principales vías del centro histórico, hasta llegar a la Plaza de Santo Domingo para las proclamas en contra del Gobierno y sus políticas sociales y económicas. Ayer, la escenografía era muy distinta.

protestas mayo

Coronavirus: Los sindicalistas harán plantones en medio de la emergencia sanitaria

Leer más

Ya no hubo monigotes, ni cánticos, ni consignas vociferadas en contra del régimen o de las recetas económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI), ni contra la corrupción. Tampoco, se dieron, como ha sido habitual en los últimos catorce años, las marchas a favor del Gobierno convocadas por la Central Única de los Trabajadores (CUT), organización que fue creada en la administración del expresidente Rafael Correa.

Las organizaciones sociales agrupadas en el Frente Unitario de los Trabajadores (FUT), el Frente Popular (FP) e indígenas decidieron hacer plantones solo en dos sitios estratégicos de Quito, además del tradicional embanderamiento, con la insignia roja de los trabajadores, la wipala y la tricolor nacional. También llamar a un ‘tuitazo’ al mediodía por la comida, medicina y empleo. A estas acciones se sumó el cacerolazo por la vida y la salud, que también se cumplió a las 12:00 en diferentes ciudades del país.

Los plantones en la capital se cumplieron así: uno, en las inmediaciones del Coliseo General Rumiñahui, bajo la consigna de “los trabajadores en contra de los despidos”; mientras que el segundo se realizó en la Plaza de Santo Domingo, en el centro histórico de Quito. “Porque este Primero de Mayo primero es la vida”, fue el lema.

“Saludamos a los trabajadores del país y del mundo en este Primero de Mayo. Denunciamos al país el atropello por parte de los dirigentes que han despedido intempestivamente a 60 trabajadores, muchos de ellos que han trabajado 20, 25 y 30 años, entrenadores, técnicos, malinterpretando, mal utilizando una norma del Código de Trabajo. Exigimos a las autoridades el reintegro inmediato de los compañeros. De lo contrario, estamos en camino de declararnos en una huelga”, dijo a EXPRESO el dirigente de los trabajadores de Concentración Deportiva de Pichincha, Eduardo Valdés Cuña.

De su parte, Giovanni Atarihuana, dirigente del Frente Popular, sostuvo que ellos levantan su voz de protesta para reclamar por las miles de muertes que pudieron ser evitadas si el Gobierno hubiese actuado con responsabilidad; también, por los miles de enfermos que no tienen acceso a la atención de salud, ni medicinas; por los contagiados y los cientos de fallecidos del personal de salud por carecer de implementos de bioseguridad.

Día del Trabajo

Cacerolazos, la opción a las marchas del Día del Trabajo

Leer más

“Hoy es un momento especial por la COVID-19, pero las protestas se han dado con un crespón negro en homenaje a todos los trabajadores fallecidos por el combate al coronavirus”, dijo el presidente de la Unión General de los Trabajadores del Ecuador (UGTE), Nelson Erazo.

La presencia de los trabajadores fue mínima en los plantones, por cumplir con el aislamiento social. Los pocos que estuvieron en los actos portaban carteles en los que exigían que se respete su derecho a trabajar. “No a los despidos” o “1 de Mayo, comida y medicinas para el pueblo” eran parte de los mensajes que constaban en los carteles.

Tras los plantones desinflados por la epidemia, la protesta se volvió sonora. Desde diferentes sitios empezó a retumbar el golpeteo de las cucharas y palos en las ollas y tapas en señal del inicio del cacerolazo que, según los dirigentes de los trabajadores, era una forma de hacerle notar al Gobierno que no hay nada para comer y que las ollas están vacías.

Y cuando eran las 12:00, Severino Sharupi, dirigente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), dio inicio al ‘tuitazo’ convocado por los dirigentes.

“Aislados, pero no callados”, fue el eslogan, al que le siguieron otros en contra del Gobierno por los despidos y la falta de política social y económica.

DATOS

Suspensión

Es la primera vez que en el país y en el mundo se suspenden las marchas por el Día Internacional del Trabajo, que es la conmemoración del movimiento obrero.

Mensaje

La jornada en Ecuador empezó con el mensaje del presidente de la República, Lenín Moreno, a los trabajadores del país, reiterando la situación que atraviesa el Ecuador y que solo con la unión se saldrá adelante.

Guayaquil

A diferencia de años anteriores, las calles y parques de Guayaquil no fueron el escenario de marchas. Ayer se colocaron banderas y se escucharon cacerolas.