Economía

El riesgo país mejora por una posible segunda vuelta

Bancos de inversión plantean la contienda final entre Arauz y Lasso. El nulo margen que tiene el correísmo para alejarse del FMI calma a los mercados

3E1BB155-C1CE-4E83-A2E7-FA8AD4010992
El banco de inversión JP Morgan elabora el índice EMBI+, también conocido como riesgo país.EFE.

A puertas de las elecciones 2021, los mercados internacionales siguen de cerca la situación de Ecuador y plantean escenarios.

ANDRÉS ARÁUZ

Arauz suaviza el discurso y dice que está dispuesto a renegociar con el FMI

Leer más

En los últimos días, el riesgo país de Ecuador ha mejorado por dos factores, según analistas de bancos de inversión consultados por EXPRESO.

El pasado martes 2 de febrero de 2021, el riesgo país de Ecuador se situaba en 1.230 puntos. Dos días después, el jueves 4 de febrero, el indicador disminuyó 122 unidades y llegó a 1.151. En semanas pasadas, el indicador llegó, incluso, hasta los 1.273 puntos ante el despunte en las encuestas del candidato correísta. El incremento ocurrió a pesar de que el precio del petróleo ha tenido un buen desempeño en las primeras semanas del año.

El riesgo país es un indicador que mide las posibilidades de pago de deuda de un país y es elaborado por el banco estadounidense JP Morgan. Mientras más alto sea el indicador, más crecen las tasas de interés a la hora de endeudarse, tanto para las entidades públicas como para las empresas.

9BA50CD6-8D70-4625-9AB4-EA437BC34881

Arauz no podrá distanciarse del FMI, según los mercados

Leer más

La primera razón es que si bien el candidato de Unión por la Esperanza (UNES) Andrés Arauz encabeza las encuestas, el escenario base es que haya una segunda vuelta electoral con su contrincante de CREO Guillermo Lasso.

El banco de inversión JPMorgan señaló en su último informe a sus clientes que en general, las encuestas muestran que a mingún candidato le alcanzaría para ganar en una sola vuelta.

La segunda razón para que el riesgo país haya caído es que hay un consenso que un eventual gobierno de Arauz no podrá distanciarse del Fondo Monetario Internacional (FMI), como lo ha anunciado en su campaña.

Además, la semana pasada, Arauz realizó declaraciones en las que deja entrever que estaría dispuesto a renegociar con el FMI si llega a Carondelet. ”Sí vamos a establecer conversaciones para que nos apoyen en nuestro plan”, señaló el candidato de UNES.

Si bien los dos pioneros representan los polos opuestos del espectro político, lo que en principio podría sugerir una situación altamente binaria; sin embargo, en la práctica las diferencias en la ejecución del gobierno podrían ser menores, aseguró el banco de origen inglés Barclays en su último reporte a sus clientes.

Si Arauz es elegido, dice Barclays, las limitaciones políticas y económicas podrían limitar su capacidad para implementar una agenda radical, por lo que podría verse obligado a ser pragmático.

Una victoria de Arauz podría abrir un período de incertidumbre sobre el acuerdo del FMI.

Barclays

En ausencia de fuentes de financiamiento, aún podría verse obligado a reducir el déficit, probablemente no a la misma velocidad que el programa del FMI, pero no puede permanecer sin cambios.

617340CB-BC49-4BB3-8414-053E2859F406

Declaración de Andrés Arauz sobre no cumplir el acuerdo con el FMI incrementa el riesgo país

Leer más

En términos del programa del FMI, sostiene la firma, podría terminar renegociando un nuevo programa, en lugar de distanciarse completamente del multilateral, dada la limitada opción de financiamiento que tiene el país.

En esa misma línea, JPMorgan sostiene que la mayoría de los inversores que creen que si Arauz gana las elecciones el programa del FMI eventualmente se renegociaría en lugar de una ruptura total.

Mientras que Lasso buscaría una “recalibración” más estrecha del programa, asegura la entidad en su informe de la semana pasada.

Los escenarios: 

  • Menos deuda: Otra de las razones para que el riesgo país haya disminuido es los montos menores que el fisco deberá destinar para el pago de la deuda, luego de su renegociación. Se requieren cerca de $ 500 millones al año.
  • Menos déficit: La gestión de Lenín Moreno logró que el déficit fiscal sea menor a lo esperado el año pasado. La cifra se ubicó en 7 % del PIBen 2020, lo cual puede significar un punto de partida razonable para el nuevo régimen que asume en mayo.
  • FMI: Cualquiera de los candidatos que lleguen a Carondelet renegociará el acuerdo con el FMI. Debido al escaso acceso a crédito de Ecuador cualquiera que sea el mandatario deberá mantener su relación con el organismo.