Economía

Reglas para diferir los pagos a la banca

La Superintendencia de Bancos dispuso las reglas bajo las cuales se regirá el sistema financiero.  Algunos bancos ya empezaron

_FEB4582
Las empresas están entre los planes de diferimiento de deuda.Guillermo Lizarzaburo

Los bancos tienen reglas o líneas generales que ha dispuesto la Superintendencia de Bancos para diferir las deudas de los clientes del sistema, dada la emergencia sanitaria que vive el país.

Se entenderá por “diferimiento extraordinario de obligaciones crediticias” al proceso mediante el cual las entidades del sector financiero público y privado refinancien, reestructuren o renueven operaciones de crédito al amparo de la citada resolución.

Aunque ya algunas entidades han comunicado sus decisiones a sus respectivos clientes. La Superintendencia dispuso que las entidades financieras de los sectores público y privado, a solicitud de los clientes o por iniciativa directa de ellas, previa notificación al cliente, podrán modificar las condiciones originalmente pactadas de las operaciones de crédito de los diferentes segmentos.

Este diferimiento extraordinario de obligaciones crediticias “no generará costos adicionales ni comisiones para el cliente”.

Los bancos, cooperativas de ahorro y crédito y mutualistas deben establecerán políticas y procedimientos específicos para la gestión y seguimiento de los diferimientos extraordinarios. Previamente algunas entidades anunciaron plazos de un año a año y medio.

Así también, dice la autoridad, deberán contar con sistemas de información y contabilidad que permitan la identificación y el seguimiento eficiente de dichos diferimientos.

El Banco del Pacífico anunció que asegura el diferimiento de saldos por medio de todos sus canales de atención y aplazó el cobro de las cuotas por hasta 60 días, de los créditos personales, de microcrédito, así como los otorgados a pequeñas empresas, sin recargo por mora al final del periodo originalmente pactado.

Y ofreció soluciones de refinanciamiento para el resto de deudas, “en acomodo a las necesidades particulares de cada caso”. “Para hacer esto efectivo nuestros asesores están atentos a dudas y consultas para asistirles en la búsqueda de las mejores alternativas de solución”.

El Pichincha procedió hace una semana a diferir 3 cuotas, y extender el plazo de pago en 3 meses, para los microcréditos y los créditos productivos de pequeñas empresas.

Y ante el requerimiento expreso, “estamos dispuestos a diferir hasta 2 cuotas los créditos personales, de vivienda, así como ampliar el plazo de pago y el cupo de los tarjetahabientes. Y ofreció soluciones de refinanciamiento para el resto de deudas, en función de las necesidades de cada caso.

Eliminó la tarifa por pago de servicios a través de Banca web y Banca móvil.

Produbanco anunció también que a partir del vencimiento de marzo difiere el pago de tres cuotas sin recargos adicionales. Y los pagos de tarjetas de crédito que deben cancelarse este mes tendrán dos meses de gracia durante este periodo, es decir, el mínimo a pagar será de cero.

Las operaciones de créditos comerciales se analizarán de forma individual con un ejecutivo del banco.

La Superintendencia dispuso que a nivel general los pagos y cuotas de capital e intereses por concepto de obligaciones financieras diferidas extraordinariamente “no causarán intereses moratorios, gastos, recargos ni multas durante el periodo o plazo acordado con el deudor”.

Las reestructuraciones y refinanciamientos no implican la existencia de una nueva operación crediticia, por lo tanto, no se afectan con los tributos, contribuciones ni otros gravámenes.

Créditos

Las cinco claves para obtener un mejor crédito

Leer más

“Las entidades podrán aplicar este diferimiento extraordinario durante la vigencia de la citada resolución; los créditos que se beneficien de este procedimiento extraordinario e incumplan con los nuevos términos y condiciones se deben reconocer como reestructurados”. 

Las entidades financieras privadas podrán modificar las condiciones originalmente pactadas para los créditos sin que aquello constituya reestructuración de la operación, manteniendo la calificación que el crédito tenía al momento de la entrada en vigencia de esta resolución. Por tanto, no se modifica el requerimiento de provisión correspondiente.

OBJETIVO. El foco del sistema financiero ecuatoriano estará sobre el sector que no tiene ingresos estables, como los comerciantes de la calle, tiendas, almacenes, bazares, restaurantes, cafeterías que viven de la ventas diarias.

MENOS TRÁMITES. Los diferimientos extraordinarios de obligaciones crediticias, realizados tanto por el sector financiero público como el sector financiero privado, no requerirán la autorización del Directorio correspondiente o quien haga sus veces.

LOS QUE EMPEZARON. Hasta ahora solo los cuatro bancos grandes han dado a conocer públicamente sus modos de refinanciamiento y diferimiento de pagos, así como unas pocas cooperativas de ahorro y créditos. La norma de la Superintendencia se conoció ayer.

EL PICHINCHA. La Junta General del Banco Pichincha, en reunión del pasado 17 de marzo, resolvió no repartir a sus accionistas ningún dividendo, de las utilidades generadas en el 2019, para fortalecer el capital y las reservas.