Las reglas del contrato por obra se amplían

  Economía

Las reglas del contrato por obra se amplían

Desde hoy, el modelo se puede aplicar a todas las actividades económicas. El objetivo es impulsar la reactivación laboral.

Ministro-Trabajo-Andres_Isch
El ministro de Trabajo, Andrés Isch, explicó la modificación y señaló que esta no corresponde a la Ley de Apoyo Humanitario.Cortesía

Por proyecto y obra. El Ministerio de Trabajo anunció ayer el cambio por acuerdo ministerial en la aplicación del modelo de contrato por obra o servicio determinado dentro del giro del negocio, que antes solo estaba autorizada para la construcción pública y privada y para el desarrollo de proyectos enfocados en grupos vulnerables.

A partir de hoy, este tipo de contratación se puede aplicar a todas las actividades económicas a nivel nacional y no contará con un plazo de cese, a diferencia de las modalidades establecidas en la Ley de Apoyo Humanitario producto de la emergencia sanitaria, que tienen vigencia de un año y pueden renovarse por un año adicional.  

Andrés Isch, titular de esta cartera estatal, señaló que el objetivo de esta flexibilización laboral es reactivar el empleo que, según los datos más recientes, ha dejado a más de 289.000 personas sin trabajo en el sector privado y al menos a 3.000 en el ámbito público.

“Con estas preocupantes cifras nos hemos planteado la necesidad de generar nuevas plazas de trabajo (…) Hay que desarrollar ciertas herramientas que les permitan a las personas ir quitando obstáculos que impiden la generación de nuevos puestos de trabajo y la conservación de los actuales. Ahí necesitamos tener una racionalización normativa, que es lo que hace este acuerdo ministerial”, explicó.

289.000 empleosen el sector privado se han perdido desde que inició la emergencia sanitaria en marzo

Isch agregó que hay seis sectores fuertemente afectados en la pérdida de empleos: comercio, agricultura, industrias, construcción, actividades administrativas, turístico y de alimentación, y que, aunque no hay datos actualizados aún, se estima que el sector informal, que a fines del 2019 ya contaba con 45 % del empleo en el país, ha crecido considerablemente.

Negocios cerrados

Mediaciones laborales, en alza por los despidos y el cierre de empresas

Leer más

Regresar a esas personas “a la formalidad” motivó este cambio. “Desde que entró en vigencia en 2015, no había sido utilizada adecuadamente porque estaba limitada a ciertas actividades, lo cual no tiene mucho sentido (…) Necesitamos, por el contrario, que proyectos pequeños, iniciativas, emprendimientos cuenten con las herramientas para poder arrancar sin la preocupación de que las obligaciones excesivas termine quebrándolos”, añadió el funcionario.

Aun así, habrá normas que regirán este tipo de contrato. La remuneración no podrá ser menor al salario básico o al salario sectorial y el pago será acordado en función a la jornada tras un acuerdo entre las partes. También deberá ser suscrito en el Sistema Único de Trabajo del ministerio y cada contrato será por seis meses.

El trabajador podrá laborar en varios proyectos a la vez, y aunque podrá ser liquidado, no tendrá derecho a indemnización por despido intempestivo.